Jenófanes

Panteón de Cuyo1 de enero 2013
Es el primer filósofo espiritualista y monoteísta. No creía en los dioses antropomórficos y locales de las colonias griegas sino que llega a la conclusión de la necesidad de una divinidad suprema, superior a la concepción politeísta. Comenta que cada pueblo crea a su dios a su imagen y semejanza, algo similar a lo dicho por Feuerbach y de algún modo también por Freud.
Algo parecido ocurre en nuestro tiempo ante la presencia de diferentes dioses y religiones, donde cada una afirma que su Dios es verdadero y en cierta medida superior a los otros. Ya no son hombres idealizados ni dioses antropomórficos pero se mantiene la pluralidad, incluso se despliegan religiones sin Dios.
También el problema actual es la pérdida de credibilidad de las religiones, por un lado se manifiesta un ateísmo combativo, un ateísmo práctico y la creación de imágenes mitológicas a través del cine y el espectáculo, el regreso a las creencias mitológicas de la antigüedad, la búsqueda de una espiritualidad más allá de la religión, la creencia en chamanes, brujos y esoterismo.
Por ejemplo, de acuerdo a ciertas interpretaciones de los textos mayas se  afirmó que el mundo se acabaría el 21 de diciembre de 2012. Esta noticia generó cierta zozobra , muchas personas se reunieron en familia, bendijeron velas, se reunieron en algunas zonas del mundo consideradas como sagradas, fueron a las pirámides, entre otras actividades… y el mundo continúa. No hubo ninguna catástrofe especial. Por otra parte en la Biblia Jesús dice que llegará el fin del mundo pero ni el Hijo del hombre sabe el día ni la hora. Tuvieron más impacto las profecías mayas que la religión católica.
Tal vez sea necesario recordar a Jenófanes que afirma una entidad superior a todo, a todos los pueblos, a todas las religiones, a todas las creencias, “el mayor entre los dioses y los hombres y que no se parece a los hombres ni por la forma ni por el pensamiento” (Xirau 2011:30-31) y dejar de combatir y discutir sobre quién tiene la verdad. Tal vez cada religión sea una manifestación de la divinidad y por tanto sean formas de decirnos que hay algo superior a todos y a todo, “que lo ve todo, lo piensa todo y lo oye todo” (ídem), de modo que cada forma espiritual es un modo de llegar al mismo lugar. Tal vez tenga más sentido un diálogo interreligioso y con los ateos y antiteístas que una guerra santa, por muy santa que sea.
En este sentido tal vez tengan razón Feuerbach y Freud, pero la conclusión es distinta, con Jenófanes no llegamos a un ateísmo sino a una concepción y afirmación superior de la divinidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s