Minientrada

Descartes y el criterio de autoridad

El Carmen, OrizabaDescartes y el criterio de autoridad

En estos días he estado tratando el tema del origen del conocimiento y ha resultado muy interesante. Partimos desde la filosofía moderna con el racionalismo y empirismo como las primeras corrientes filosóficas que entraron en debate, después el criticismo de Kant como una primera solución a estas diferencias. Son temas y problemas que vienen desde la antigüedad, tal vez marginales en ese momento pero que ahora resultaron centrales para la filosofía.
La filosofía moderna nació precisamente desligándose de la filosofía medieval. En esta última las fuentes de verdad eran la autoridad (religiosa, profesores, libros), la religión (Biblia), la tradición y el sentido común. Por tanto, todo aquel que se opusiera a lo que estas fuentes de verdad afirmaban se exponían gravemente a la condenación de parte de la Santa Inquisición y a su consecuente desenlace. En este clima intelectual era muy dificil que pudiera florecer otro tipo de conocimiento como el científico.
De ahí la importancia de Descartes, reconocido como el “Padre de la filosofía moderna”. En el Discurso del método se propone dudar de todos los conocimientos anteriores y comenzar desde cero. Eso fue muy atrevido pero como en su momento era un escritor muy marginal -no enseñaba en ninguna universidad- sus contemporáneos no le dieron mucha importancia. Sin embargo no puede hacer a  un lado las fuentes de verdad señaladas, por eso incorpora una prueba de la existencia de Dios, afirma que Dios coloca en la mente las ideas innatas y de que Dios no dejará que él se engañe. Y el libro de las Meditaciones metafísicas lo antecede con una “Carta a los Decanos y Doctores de la Sagrada Facultad de Teología de París” [máxima autoridad intelectual] expresándoles abiertamente que “no vacilo en suplicaros , primeramente, que corrijais mi obra (conociendo mi falta de seguridad y mi ignorancia no me atrevo a creer que no contenga errores); después, que añadáis las cosas que faltan, acabeis la imperfectas y déis una explicación más amplia de lo que necesite (…) si vosotros os dignais autorizarlas con vuestra aprobación…” (p. 46) Descartes, Edit. Porrúa, México.
Yvon Belaval comenta que “al ser condenado Galileo en 1633 [Descartes] tiene que renunciar a la publicación de El mundo,  en el que la tierra también se movía sustituyéndolo por tres Ensayos, de los que El discurso del método constituye el prefacio (1637)” (p. 16).  Y más adelante este autor informa que “Descartes fue  puesto en el Índice [de libros prohibidos por la Iglesia] en 1663” (p. 36). Historia de la Filosofía, Tomo 6. Siglo XXI Editores.
De este modo Descartes libró la Santa Inquisición, desechó los argumentos de autoridad y abrió el camino para el pensamiento moderno y la ciencia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s