Fundación de la Escuela de Fráncfort

DSC05607

Fundación de la Escuela de Fráncfort

 La Escuela de Fráncfort surgió por decisión de Félix Weil y las magníficas contribuciones de su padre Herman Weil. Este último fue un exitoso comerciante judío importador de cereales de Argentina. A los 22 años, en 1890 se había ido a Argentina como empleado de una empresa de Amsterdan y en 1898, cuando nació su hijo Félix, ya se había independizado creando una gran empresa de carácter mundial. Regresó a Alemania en 1808 con su esposa, su hija y Félix de 10 años; vivió en Fráncfort hasta su muerte en 1927. Herman quería entrar en la historia de la ciudad como un benefactor y esperaba fomentar las relaciones comerciales con Ucrania. Fue “un generoso mecenas de la Universidad de Fráncfort y de diversas instituciones de beneficencia, y finalmente recibir el doctorado honoris causa de la Facultad de Ciencias económicas y Sociales por la fundación del Institut für Sozialforschung (IFS) [Instituto de Investigación Social]” (Wiggeshauss, 23). La madre de Félix murió en 1913 y heredó a su hijo un millón de pesos oro.

 Félix nació en Buenos Aires en 1898, fue encarcelado en 1919 debido a actividades socialistas, excluído de la Universidad de Tubinga y expulsado de Württemberg, estudió ciencias sociales y economía, se doctoró en Fráncfort con la tesis “Socialización, intento de una fundamentación conceptual, además de una crítica a los planes de socialización” en 1921. En ella proponía “Una definida y rápida realización de una decidida socialización, o una clara renuncia a todos los esfuerzos en esa dirección” (Wiggershauss, 22). Félix Weil no se convirtió en empresario, ni científico, ni artista sino en mecenas de izquierda, en un “bolchevique de salón”. Se politizó por los resultados de la primera guerra mundial y por la Revolución de noviembre de 1918 que condujo a Alemania al cambio de la monarquía constitucional a una república parlamentaria. Nunca se afilió al Partido Comunista Alemán.

 Félix Weil intentaba hacer algo por la teoría marxista y financió la Semana de Trabajo Marxista en Pentecostés de ¿1923? en un hotel de Geraberg, junto con Karl Korsch. Es importante hacer notar que según Martin Jay, en La imaginación dialéctica, (p. 28) fue en verano de 1922 (cita una carta de Weil a Paul Brines fechada el 10 de enero de 1971), ahí surgió la idea de Weil y Pollock, posteriormente apoyados por Horkheimer, de fundar un instituto de investigación social. Asistieron además Georg Lukács, Karl y Rose Wittfogel, Friedrich Pollock, los esposos Sorge, Eduard Alexander y Kuzuo Fukumoto y otros más: Eran todos intelectuales, en su mayoría doctores, colaboradores del Partido Comunista, menores de 30 años, excepto Korsch, Lukács y Alexander; casi la mitad de los participantes tuvieron que ver con el Instituto de Investigaciones Sociales.

 Las condiciones de Fráncfort fueron favorables por el apoyo económico de Herman Weil, las convicciones marxistas del hijo, era la ciudad con mayor proporción de población judía, había un ministerio de cultura dominado por la socialdemocracia, y el apoyo de Gerlach –profesor socialista de izquierda con experiencia en el instituto de Kiel fundado en 1911-. Lo decisivo para la fundación de un instituto anexo a la universidad, pero independiente de ella y directamente supeditado al Ministerio de Educación Prusiano, fue el apoyo benevolente de este último y la generosidad del apoyo económico de 120,000 marcos anuales en época de problemas financieros.

 Gerlach era el hombre ideal para que fuera el primer director pero murió de diabetes en octubre de 1922 a los 36 años. Felix Weil encontró después a Gutav Mayer, pero finalmente se decidió por Carl Grünberg.
 Grünberg nación en 1861 en Focsany, Rumania, se convirtió al catolicismo en 1892. En 1899 obtuvo el nombramiento como profesor supernumerario de economía política en la Universidad de Viena. En 1910 fundó el “Archivo para la historia del socialismo y del movimiento obrero”, además fue uno de los iniciadores de las universidades populares de Viena y de la Asociación Educativa Socialista. Grünberg era un convencido marxista y un reconocido científico. “El deseo ferviente de Weil (…) había sido crear una institución del tipo del Instituto Marx-Engels, de Moscú –dotado de un equipo de profesores y estudiantes, con bibliotecas y archivos-, que esperaba poder donar algún día a un victorioso Estado Alemán de Consejos Obreros” (Wiggershaus, 37).
 A principios de 1923 se dio la autorización ministerial para la fundación del Instituto de Investigaciones Sociales en la Universidad de Fráncfort; la construcción se comenzó en marzo. El domingo 22 de junio de 1924, a las 11 de la mañana se llevó a cabo en un aula de la Universidad de Fráncfort la celebración académica de la inauguración del Institut für Sozialforschung. Carl Grünberg dio una conferencia programática: buscaba la uniformidad en el planteamiento de los problemas y la resolución de los mismos, se declaró adversario del orden económico y social del capitalismo, partidario del marxismo y de la concepción materialista de la historia de tinte social-darwinista, aseguraba el carácter científico del marxismo que él representaba, excluyó el problema de la objetividad del conocimiento en ciencias sociales.
Anuncios
Minientrada

Escuela de Fráncfort 1

20140726_130121

Toro de la Feria de Huajolotitlán 2014

Lo que se llama Escuela de Fráncfort no es propiamente una escuela o instituto educativo en sentido tradicional, se trata más bien de una corriente de pensamiento, de una serie de ideas que son comunes a un determinado grupo de filósofos que vivieron o se relacionaron en Fráncfort. Y es más comprensible si se le conoce como “Teoría crítica”, aunque esto también será necesario afinarlo para una correcta comprensión. En este sentido el texto de Rolf Wiggershaus, alumno de Habermas nos ayudará a una buena comprensión. De este libro tomaré algunas ideas e ire haciendo algunos comentarios.

Comenta este autor que dicha etiqueta fue asignada desde fuera en la década de 1960, posteriormente utilizada por Adorno con orgullo. En un principio “designaba una sociología crítica que veía en la sociedad un todo con elementos antagónicos en su interior y no había eliminado de su pensamiento a Hegel ni a Marx, sino que se consideraba su heredera” (2011:9) y que abarca un concepto más amplio y menos definido. Podemos decir que es una versión posterior y actualizada de la teoría marxista. Ya no hablará de la lucha de clases, de la opción por el socialismo, de la revolución, el proletariado como la clase revolucionaria. Todo esto ya había sido utiliado y vivido en la URSS desde la revolución de octubre de 1917 pero no había dado como resultado el socialismo sino lo que se llamará más tarde un capitalismo de estado. Y sin embargo siguen el pensamiento de Marx, de Hegel, incorporan el psicoanálisis y lo aplican a la sociedad. Esto indica por tanto una forma distinta de comprensión que aquí queremos rescatar.

El autor comentado señala seis características esenciales, algunas recurrentes y otras sólo de algunas épocas:

  1. Un marco institucional: el Instituto de Investigación Social (IFS) asociado a la Universidad de Fráncfort.

  2. Una personalidad intelectual carismática, Max Horkheimer, con una tremenda fe en el programa teórico, capaz de lograr la colaboración de científicos calificados.

  3. Un manifiesto expresado en el discurso inaugural de Horkheimer en 1931 que señalaba las tareas del Instituto.

  4. Un nuevo paradigma: la teoría “materialista” o “crítica” de la sociedad que integraba filosofía, ciencias sociales, materialismo histórico, psicoanálisis, algunas ideas de Schopenhauer, Nietzsche y Klages.

  5. La etiqueta de “teoría crítica” aunque con ella se entendían cosas diferentes: era más bien un concepto encubridor de la teoría marxista, sin llegar a identificarse con el marxismo en su forma ortodoxa.

  6. Una revista (Zeitschrift für Socialforschun) y otros medios para la publicación de los trabajos de investigación.

  7. Todos eran judíos, o fueron obligados por el nacionalsocialismo a retomar su pertenencia al judaísmo. Esto no los condujo a una solidaridad con los obreros pero sí los condujo a una crítica radical de la sociedad, la cual correspondía a los intereses objetivos de los obreros.

  8. La mayoría provenían de familias de la gran burguesía, excepto Fromm y Löwenthal.

  9. No provenían ni del marxismo ni del movimiento obrero “Solamente para Horkheimer (y más tarde para Benjamin y aún más tarde para Marcuse), la indignación por la injusticia que se cometía con los explotados y los humillados constituyó un aguijón esencial del pensamiento” (2011:15)

Sin embargo, aclara Wiggerhaus que la mayor parte de estas características se dio solamente en la primera parte del decenio de Horkheimer como director del Instituto y en especial en la época de Nueva York (1936-1950).

“En 1949-1950 regresaron a Alemania sólamente Horkkheimer, Pollock y Adorno. De estos tres, solamente Adorno siguió siendo productivo en la teoría y solamente de él aparecieron libros con trabajos tanto nuevos como antiguos”. (2011:11)

Ya en esas fechas del retorno no había una doctrina común, ya no existía la revista, las contribuciones teóricas eran dispersas, la figura de Horkheimer era “cada vez menos decidida y menos adecuada para la formación de una escuela” (2011:11), no había un paradigma unificado ni un cambio de paradigma, Horkheimer y Adorno trabajaban en temas comunes pero desde posiciones diferentes. Adorno estaba relacionado con Walter Benjamin, Siegfried Kracauer y Ernst Bloch; Horkheimer se quedó sin nada tras la publicación de la Dialéctica de la Ilustración. Adorno escribión Dialéctica negativa y Teoría estética. También se descubrió al Walter Benjamin Marxista.

El autor se propone hablar de medio siglo de historia aunque le parece imposible hacer una clasificación por fases, auqne considera que lo más adecuado es hablar de trendencias y desviaciones. Los lugares son Fráncfort del meno, Ginebra, Nueva York, los Ángeles y de nuevo Fráncfort. Wiggerhaus habla como alumno de Adorno y como doctorando de Habermas, o sea, tiene información de primera mano, conoció en persona a los autores de esta experiencia teórica tan importante del siglo XX.

Ideas frescas

Ideas frescas

El japonés que estrelló un tren para ganar tiempo

  • Extractos de El japonés que estrelló un tren para ganar tiempoImagen1    
  • Culturas organizacionales
  • Schein (2004) «un patrón de creencias básicas compartidas que un grupo ha aprendido acerca de cómo resolver sus problemas de adaptación externa e integración interna, y que ha funcionado lo bastante bien como para ser considerado válido y, por tanto, es enseñado a los nuevos miembros como el modo correcto de percibir, pensar  y sentir en relación con esos problemas».
  • Amagasaki, 2005
  • Sospechan que el accidente se produjo porque el conductor excedió el límite de velocidad en una curva. El tren venía retrasado 1 minuto y medio porque el chofer se había olvidado de parar en una estación y debió volver.
  • Al menos 50 personas murieron y alrededor de 400 resultaron heridas hoy cuando un tren descarriló y chocó contra un edificio de departamentos en Amagasaki, Japón, en el peor accidente ferroviario en cuarenta años en ese país.
  • Las autoridades sospechan que el conductor del tren, de 23 años, había acelerado la marcha y no pudo doblar en una curva, lo que provocó el descarrilamiento de siete vagones en esa ciudad de clase trabajadora en el oeste de Japón, cerca de Osaka y Kobe.
    Imagen4 Según los testimonios de algunos pasajeros, el tren -que llevaba a 580 personas en la “hora pico” de la mañana- iba retrasado 1 minuto y medio respecto del horario previsto porque se había pasado en una estación y había debido retroceder para dejar descender a los pasajeros.
    Los restos de un vagón estaba
    n esparcidos por todo el edificio y los equipos de rescate buscaban sobrevivientes entre los trozos de metal. Otro vagón estaba volcado en el piso, junto al edificio.
    “Confirmamos la muerte de 25 hombres y 24 mujeres. Todavía tenemos que identificar un cuerpo más”, declaró uno de los portavoces de los bomberos en Amagasaki. Además, la policía de la provincia dio un balance de 417 heridos.
    “Los pasajeros que iban parados salieron expulsados del tren y los que estaban sentados cayeron al piso. Fue simplemente un caos”, relató Tsuneo Hara, un empleado de una compañía publicitaria de Osaka, hos
    pitalizado por una herida en una pierna.
    Japón tiene una de las redes ferroviarias más extensas y seguras del mundo que tr
    Imagen5ansporta unos 60 millones de personas -casi la mitad de la población del país- cada día.
    La de hoy es la peor tragedia desde 1963, cuando un tren de carga chocó contra un camión en Yokahama, cerca de Tokio, y luego fue chocado por dos trenes de pasajeros que venían en direcciones opuestas. Al menos 160 personas murieron en ese accidente.
    La compañía ferroviaria West Japan Railway (JR West) dijo en un primer momento que la causa del accidente había sido el choque del tren con un coche en un paso a nivel pero tras una primera investigación descubrió que el tren descarriló cien metros antes de ese sitio.
    “Todavía no sabemos exactamente qué causó el accidente”, dijo el presidente de JR West, Takeshi Kakiuchi, en una conferencia de prensa.
    El conductor del tren, Ryujiro Takami, de 23 años, tenía 11 meses de experiencia en el empleo y en junio del año pasado también se había pasado en una estación, indicó otro alto funcionario de la compañía, añadiendo que no estaba claro si había acatado el límite de velocidad en la curva, de 70 kilómetros por hora.
  • Vivir en la excelencia es vivir en el error. Pensar en la incompetencia es aproximarse a la verdad.
  • Lo mejor es enemigo de lo bueno.
  • Se llega a la incompetencia a través de la supercompetencia.
  • Todos podemos mejorar aunque no podamos mejorarlo todo. Ni podamos mejorar de golpe.
  • Con los excesos algo se acaba resintiendo. La salud, la familia, el medio ambiente.
  • Muchos problemas existen porque se plantean, y la única solución es que dejen de plantearse.
  • Una concatenación de medidas sensatas puede producir un resultado insensato: lo que falla es la lógica general, falla el sistema.
  • El estrés conduce a la incompetencia por exceso de exigencia.
  • Quien controla el timón debe tener autocontrol personal, porque de otro modo su pericia es engañosa e incluso contraproducente.
  • El liderazgo es cuestión de carácter.
  • Los problemas del dirigir se debe más a la falta de coraje que a la falta de inteligencia. Basta con ser suficientemente listo.
  • Tomar conciencia de la propia incompetencia es el punto de partida necesario de todo aprendizaje.
  • De nada sirve un equipo de colaboradores inteligentes si entre todos no llegan a decisiones más inteligentes de las que tomaría uno a título personal.
  • Para influir y evitar catástrofes producidas por competentes reunidos, es necesario difundir en la organización el espíritu crítico: capacidad de criticar y de ser criticado.
  • Pensar que nos equivocamos cada día más de 7 veces es imprescindible para llegar a tener organizaciones competentes.
  • En los almacenes hay que tirar todo lo que está estropeado o repararlo.
  • Elimina las normas que apenas se usan.
  • Cuantas más personas participan en un acontecimiento, menos inteligentes se vuelven todas ellas. ¿2+2=<4, 2+2+=4, 2+2=>4, 2+2=0, 2+2=negativo?
  • Personas incompetentes logran resultados competentes cuando arriman el hombro, cuando perseveran, cuando no se dan importancia, o cuando, conscientes de sus debilidades, se apoyan mutuamente.
  •  “Los peores resultados los he encontrado en  grupos dominados pro una sola personalidad a la que todos los demás le rendían pleitesía
  • Una mentira no pasa a ser verdad porque la defienda una mayoría, sólo pasa a ser una mentira mayoritaria.
  • Solucionar un problema debatiéndolo es lo más contrario a solucionarlo por votación..
  • La clave de la eficacia es la capacidad de cambiar de planteamientos, de saber escuchar y saber aceptar las críticas; de dejarse convencer por los mejores argumentos, vengan de donde vengan y los defienda quien los defienda; de evitar discursos unilaterales.
  • En un debate en grupo es tan importante frenar a los ignorantes dominantes como rescatar del anonimato a los inteligentes mudos.
  • Si algo va bien, mejor no tocarlo.
  • Si algo va regular, mejor dejarlo como está.
  • Si algo va mal en un corto periodo de tiempo, espera a ver que sucede.
  • Si algo va mal durante más tiempo, debemos revisar qué correcciones podrían mejorar la situación.
  • Las ventajas de cambiar algo deben ser ciertas y claramente superiores para que compensen los costos del cambio: los costos conocidos,  y los costos desconocidos.
  • Da una segunda oportunidad a los procedimientos, los productos y las personas, e intenta corregir sus errores al menos una vez con decisión.
  • Si controlas demasiado, descarrilas.
  • Cuanto más control, menos confianza.
  • El control fuera de control hace descarrilar e invita a saltarse el control.
  • Es mejor una dirección que se propone pocas cosas cada vez.
  • Tenemos que convertir el poder formal en poder real.Imagen3
  • La personalidad y los valores del líder determinan las prioridades organizativas.
  • Cuanto más perfecta es la planificación, más nos aparta de la realidad.
  • Hay que planificar en forma flexible.
  • El exceso de información no aumenta la información sino que la confunde.
  • Los valores que cuentan son los que tenemos grabados en nuestros criterios de decisión y en nuestra forma de pensar.
  • Lo más importante de un proceso de valuación es que consiga buenas conversaciones sobre lo que se ha hecho y lo que se va a hacer, sobre las formas de trabajar que se han encontrado y sobre las dificultades.
  • No es lo mismo la cultura del esfuerzo que la cultura de la exigencia que si defiende el autor.
  •  La ley del 80/20 lo domina todo. El 80% del resultado depende del 20% de las paginas, personas, minutos, zonas,. Y todo el 80% apenas aporta el otro 20%
  • Hacer las cosas sencillas no es tarea fácil. Mostrarlas complejas es bastante mas fácil.
  • Los mejores sistemas de retribución y de objetivos son también los más sencillos.
  • Lo complejo desorienta, confunde, paraliza.
  • Deberíamos practicar el complicado arte de hacer las cosas sencillas. Simplificar estructuras, normativas, procedimientos, manuales, discursos… Quedarnos con la mínima organización administrativa que es la eficaz e impacta realmente
  • Exigirse al máximo no conduce al éxito sino al fracaso. Querer dar al 100% es otra trampa de la que hemos de huir. El máximo esfuerzo no es psicológicamente sostenible en el tiempo.
  • En la vida persona, social y de las organizaciones es preferible quedarse con hambre que darse el gran atracón, y mucho más facil de solucionar.
  • Procurar el máximo esfuerzo es contraproducente para  la mente y para el cuerpo de un trabajador. Se esfuerza tanto que acaba lesionado.
  • La sobredosis de esfuerzo e intranquilidad hacen que un “buen directivo” se transforme en alguien que dirige mal. Pierde autoridad y sus colaboradores se distancian de él.
  • Hacer deporte, tener amigos, dormir lo suficiente, es un recurso imprescindible para poder hacer frente al resto de obligaciones.
  • Reduce objetivos.
  • Descubre lo bianual o bimensual.
  • Tomarse un tiempos sabático.Imagen2
  • Tirar cosas a la papelera.
  • Aprender a decir no.
  • Para llevar un negocio, hay que estar físicamente en el lugar de los hechos y con la gente.
  • Cuando el jefe no está suceden cosas indeseables. Cuando nos vamos, las instrucciones se confunden y malinterpretan, los asuntos pierden ritmo, se adormecen y detienen.
  • Los momentos importantes, los asuntos importantes y con la gente importante siempre se resolverán cara a cara.
  • No se puede dirigir con el mando a distancia.
  • Cualquier intento de eludir el trato directo, el cara a cara, empobrecerá la acción directiva.
  • Tradicionalmente los jefes han sido los primeros en llegar y los últimos en marcharse.
  • El buen líder debería ser un líder pacífico; una persona que tiene paz en su interior y que difunde en su entorno esa paz: esa “tranquilidad en el orden”.
  • El jefe atolondrado está alejado de la gente, elude mirar a la cara. Hay que salir de la oficina a respirar.
  • Podemos definir una tarde a la semana o una hora del día para estar con la gente y convertirlo en nuestra actividad “dominante” en ese momento.
  • Si tenemos reuniones de una hora, planifica una hora y media. Cuando se levanta la reunión es cuando afloran las verdades.
  • Dedica tiempo a charlar con la gente. Cuanto más arriba, menos te enteras.
  • Ser jefe significa dedicarse profesionalmente a hablar, comunicarse bien y mucho.
  • La estrategia, los valores y la cultura de una empresa se construyen en el diálogo, en el buen diálogo, en el auténtico diálogo.
  • El “rey” no  tiene que ser el cliente sino el empleado, el cliente interno.
  • Hablar con el implicado siempre cambia la situación.
  • Cuidado con hablar mucho de la gente y hablar poco con la gente.
  • Comer juntos es un claro síntoma de identidad de grupo.
  • Toda mejora que no se pueda aplicar en el mismo día o al día siguiente acaba siendo inútil.
  • Cuida tu cuerpo, es el único que tienes.

Sofistas posmodernos

pazLos sofistas se interesaron por el hombre, en la Antigua Grecia. Fueron maestros de los hombres de Estado y de futuros políticos. Enseñaron la retórica, se preocupaban más por la forma de razonamiento que por su contenido, más por su efectividad que por su justeza. Su interés por las formas lingüísticas les condujo a analizar el lenguaje, estudiar figuras retóricas, penetrar en los problemas de la lógica y preparar las vías del pensamiento lógico. Contribuyeron poderosamente a formar un espíritu crítico. Muchos fueron escépticos, como un camino para descubrir la verdad.
Sin embargo también hay sombras en este modo de pensar: al interesarse más por la forma que por el contenido desarrollaron la capacidad de convencimiento independientemente de la verdad de sus proposiciones. Por otro lado partían de la idea de que todo es verdad, y por tanto la falsedad también es verdad, por tanto no existe algún criterio de verdad. Por último desarrollaron falsos argumentos conocidos como “sofismas, de modo que el apelativo de “sofista”, palabra derivada del griego “sofós” que significa “sabio”, derivó en lo contrario.
Este tipo de prácticas siguen siendo actuales. Por un lado está el alto desarrollo de la filosofía analítica en torno a la lógica y las formas lingüísticas. Y por otro el uso de estos procedimientos discursivos en nuevas formas que llegan hasta la manipulación. Veamos algunas:
Los medios de comunicación social más penetrantes, entre ellos la televisión, la radio, la prensa impresa y los media han sido invadidos por propaganda que cubre sus altos costos de operación. La publicidad y mecadotecnia se concentran en la promoción del producto independientemente de la verdad o falsedad de sus comerciales. Se analiza la mejor forma de penetración en el mercado en forma altamente profesional incluso de productos dañinos para la salud como el tabaco y el alcohol. Se promueve la pornografía y la prostitución ofreciendo el placer.
En la política se utilizan a fondo las formas propagandísticas para atraer el voto, se promueve un discurso populista y demagógico, se cuida la figura del candidato.  Es más importante la omnipresencia de la propaganda que el proyecto político o la calidad humana del candidato, que a su vez oculta los intereses del gupo que lo sostiene. En etapas posteriores al voto se oculta o desvirtúa la información.
En estos días me ha llamado mucho la atención la forma en que el gobierno de Venezuela ha manejado y ocultado la verdad sobre la salud del presidente Hugo Chávez. Llega el momento en que el pueblo y la oposición no sabe quién conduce al país pues no se sabe quien gobierna, si Chávez desde Cuba o el grupo gobernante a nombre del presidente. Se desconoce si el comandante Chávez vive o está muerto. Y para un asunto de tan gran importancia siempre hay complicidades.
Los medios de comunicación social sólo están en una dirección, del poder hacia el pueblo, sin capacidad de retroalimentación o de interacción con su público. Los noticieros de información son selectivos según los intereses asociados a la casa editorial que los publica. Mucha información relevante que afecta a los ciudadanos es ocultada y en cambio se publicita programas vacios de contenido. Un ejemplo de ello son las telenovelas y los “reality shows”. De modo que con estos ejemplos se ve claro que estamos en una nueva época de los sofistas y de los sofismas; surgieron en la Antigua Grecia con un mensaje ambivalente pero  en la actualidad se ha acentuado su carácter oscuro. Tal vez sería momento de revisar el texto Homo videns de Giovanni Sartori.
Esta forma de manejo de la información ha sido ampliamente estudiado a través del concepto de IDEOLOGÍA…

¿Y la racionalidad?

GuanajuatoLas noticias sobre los bombardeos que el gobierno hace sobre la población de Siria son cada vez más catastróficas. Un gobierno que asesina a la propia población que dice gobernar pierde autoridad y queda en entredicho. No es una lucha reciente, no recuerdo si ya lleva un año o poco menos pero para la población civil constituye ya una eternidad. Se habla de más de dos millones de desplazados según el Comité Internacional de  de Rescate y cientos de miles de refugiados en los países vecinos, además de decenas de miles de muertos; constituye ya un grave problema. El gobierno ha dejado de ser apoyado por la comunidad internacional, en especial de Rusia, su aliado. Europa finalmente exige que Bashar Al Assad deje el gobierno de Siria.
Santo Tomás, a pesar de todo su pensamiento político conservador, aceptaba la lucha contra el régimen ilegítimo y apoyaba la destitución del príncipe en casos extremos. Lo que está sucediendo es un caso extremo de destrucción y muerte que ya no puede ser tolerado ni por su pueblo ni por la expectante comunidad mundial. Se trata de una dictadura de la familia por más de 40 años. Hoy hubo bombardeos en Damasco y un atentado con 83 muertos en la universidad de Aleppo. Tal vez estamos muy lejos de esos lugares, casi al otro lado del mundo pero es un ataque a la racionalidad de la humanidad pues manifiesta que somos una especie que se destruye a sí misma.
En una ocasión Anthony de Mello viajaba fuera de su país y su acompañante le dijo: “Mire, ahí termina India y comienza Paquistán”, y comenta De Mello que por más que se asomó no vió ninguna raya ni muro que indicara la frontera. Esa es una categoría que sólo tenemos en la mente. Sin embargo otros se han obstinado en pintar esa raya mediante un muro de varios metros de altura y mide varios kilómetros, como el que está en Tijuana,  para delimitar la frontera sur del país vecino.
En otra ocasión un compañero etíope me hacía ver que en África las fronteras de muchos países son líneas rectas y en cambio las europeas no lo son. Me comentó que las potencias coloniales se repartieron África a través de un mapa, sin respetar las lenguas y culturas aborígenes. Fueron intereses externos y no los de los pueblos originarios los que privaron en esas decisiones.
En Siria es tiempo de héroes, de luchadores libertarios, de mártires en su lucha emancipatoria. Tienen nuestro respeto.

Los números

SLP

Pitágoras era un matemático. Eso lo reporta la historia de la filosofía sin duda alguna. Él y su escuela dieron un fuerte impulso a las matemáticas, sólo comparable con los avances la ciencia moderna. Aunque también es cierto que les dio un sentido místico más que contable. Desde la educación secundaria recuerdo el teorema de Pitágoras como un elemento fundamental del conocimiento.
La ciencia moderna dio este impulso a través de las coordenadas cartesianas, el cálculo, la estadística y demás avances. Pero también encontró la aplicabilidad en estas investigaciones y llegó el momento en que para que un conocimiento fuera considerado como científico debería ser comprobado matemáticamente. Se midió el volumen de la tierra y los planetas, la distancia entre éstos y el sol, y muchas cosas más. Con esta idea también se comenzó a aplicar a las ciencias sociales, comenzando por la psicología y luego la sociología. Curiosamente Augusto Comte consideró que toda la realidad científica se debería reducir a lo que se pudiera pesar, medir, contar, es decir, a números. Se llegó a proponerlo como método único de la ciencia, el monismo metodológico.
Pero también llegó el momento en que se fue descubriendo que la medición matemática solo constituía una fracción de la realidad total y que había muchos hechos que no podían reducirse a números. Por eso surgió la división en la ciencia entre las físico-naturales que dan preeminencia a a aplicación de operaciones matemáticas, y las ciencias sociales que poco a poco han ido logrando constituir métodos distintos a los cuantitativos. Actualmente podemos hablar de tres paradigmas básicos en la investigación social: el paradigma analítico cuantitativo de la ciencia, el paradigma herméutico-interpretativo cualitativo, y el método crítico de las ciencias sociales.
Los números siguen siendo importantes pero ya no con esa totalización que se propuso en algún momento. Finalmente se ha llegadeo a afirmar que son necesarios para la ciencia física en la medición de los fenómenos naturales y pueden ayudar (ya sin ese papel protagónico) al conocimiento en las ciencias sociales.
La discusión continua pues los científicos sociales cuantitativos han hecho avanzar la aplicación de las matemáticas a las situaciones sociales mediante test, surveys, medidas de tendencia central y de dispersión, estadística y han creado programas informáticos como el SPSS, incluso programas de análisis del lenguaje con muy buenos resultados. Por otro lado los métodos cualitativos se han continuado desarrollando y han descubierto todo un mundo del conocimiento irreductible a números que muestran la riqueza individual y única de la vida y de la historia.
El paradigma crítico, a través de los métodos de investigación-acción se han mantenido al margen de esta discusión y han absorvido la riqueza de ambos, pues lo que les importa es más la orientación emancipadora que los procedimientos. Y así también hay fuertes argumentos para un uso indistinto de ambos métodos en su aplicación práctica, aunque en su fundamentación teórica sean irreductibles..