Congreso Internacional de Filosofía 2

20140406_213407En la Mesa del Observatorio Filosófico de México se comentó que la filosofía debe participar en la interdisciplina, es algo que para mi es ya un supuesto de la interdisciplinariedad y no un imperativo categórico por la forma en que lo estaban planteando, porque esa visión interdisciplinaria es precisamente eso, visión, forma de ver las cosas, es filosofía. Esta visión que se comenta requiere del concurso de las más variadas ciencias con sus métodos propios, y con eso rompe el punto de vista del positivismo nomológico.

En su defensa de que la filosofía siga siendo parte importante del curriculum del plan de estudios de bachillerato a nivel nacional los integrantes de la mesa afirmaban que se requiere plantear la educación con cabeza propia y que la filosofía debe convertirse en la columna vertebral de la educación. La empresa industrial tecnológica busca eliminar la filosofía del bachillerato. Se comenta que el estado sólo quiere la filosofía con el fin inmediatista de resolver problemas sociales. Incluso Virginia Sánchez se pregunta si estos cambios en el sistema de bachillerato no afectarán también al sistema nacional de bachillerato de la UNAM

Sin embargo aquí encuentro que hay varios problemas. Para quienes diseñan un plan de estudios todo parece importante y quisiera colocar ahí todo lo de su especialidad, sin embargo no es posible, se debe llegar a un balance de lo que debe estar, en qué cantidad y en qué orden. Por muy grande que sea el jarrito no siempre se puede acomodar todo: requiere de una selección muy cuidadosa en la que, en ocasiones, lo que domina son los acuerdos y compromisos políticos a veces muy ajenos a la academia.

José Alfredo Torres reflexionó sobre la relación entre la filosofía, la enseñanza de la filosofía y el poder. Comentó que no se ha discutido el concepto de “competencias” en filosofía. El poder excluye, margina, mantiene a raya, asimila pero sólo en el papel, se incluye de momento a la filosofía en el bachillerato para ganar tiempo en el intento serio de expulsarla. Informa que el CENEVAL hará examen para los que quieran dar clase en nivel medio superior, pero excluye el perfil profesional de “filósofo” y la filosofía no aparece. Anotó como un reto, no entendí o no recuerdo en qué sentido, la cohesión de la comunidad filosófica mexicana.

Un miembro más de la mesa comenta que el Día Internacional de la Filosofía se festeja el tercer miércoles de noviembre a través de Cafés filosóficos, con una Semana de difusión de la filosofía, Mesas de diálogo de reflexión filosófica, Olimpiadas de lógica y de filosofía, Concurso de ensayos filosóficos entre otros. Se informa además que en la tercera semana de julio de 2015 será el Congreso de filosofía de la Educación en la UNAM.

A partir de estas reflexiones se proponen algunas acciones que se pueden implementar como: Ofrecer consideraciones teóricas sobre la importancia de la filosofía en la sociedad para generar un pensamiento crítico, Desarrollar la pedagogía de la filosofía, Proponer una política de Estado para promover la filosofía, Difundir la filosofía utilizando las TIC con textos ágiles que atraigan a los jóvenes a los textos áridos de la filosofía, darle color, sabor y atractivo a la filosofía.

Cactácea

Estas propuestas de acción me gustan porque hace falta hacer accesible la filosofía a la sociedad. Pienso en el programa de Filosofía para niños, que ha tenido cierto éxito pero que se mantiene enclaustrado en algunas instituciones y no participa en estos diálogos más abiertos como en este congreso. También por este motivo he comenzado a escribir de manera más continua en los dos blogs que mantengo para una comunicación más abierta. Quiero hacerlo de manera clara y directa, lo más atractiva posible. De algún modo me rebelo contra las ponencias e intervenciones de aquellos que van al congreso a presentar un escrito en que manifiestan un buen manejo de la lengua y literatura, así como de la filosofía, pero que hacen incomprensible a primera vista lo que ahí expresan. La filosofía no tiene que ser tan abstrusa. A no ser que, en el caso de Hegel, que quería escribir de forma clara y sencilla, al leerlo resulta complicado pero que si quisiera escribir lo que dijo no se puede decir de otra manera. Su mismo método dialéctico presenta una filosofía en movimiento que necesariamente requiere de esa forma de expresión que él utilizó.

Se preguntaban en la mesa de reflexión ¿quién puede dar clases de filosofía? La filosofía requiere de cierta madurez espiritual. En esta parte recurro a mi experiencia personal: di clases de filosofía en el bachillerato y ya estaba estudiando la licenciatura en la misma en la UNAM. Sin embargo mi forma de dar clases consistió en hacerlo como se mal enseña historia, o sea, a través de aprenderse nombres, fechas y frases importantes de algún pensador o corriente filosófica, no en enseñar a pensar; desde luego que ahora ya no doy así mis clases. Si nuevamente vuelve la filosofía al bachillerato no tendrán problema en las grandes ciudades, pero fuera de ellas donde no hay licenciados en filosofía o son muy escasos, o por lo menos haya amantes de la filosofía no importando cuál sea su profesión, es muy posible que se vuelva a enseñar de modo tradicional, y nuevamente se pierde el sentido de enseñar a pensar en la bachillerato. Tal vez, a la par de solicitar la inclusión de tales materias en el plan de estudios se requiera implementar cursos de didáctica de la filosofía a los docentes para sepan guiar a los jóvenes y éstos comiencen a pensar por sí mismos, algo que no le agradará al sistema.

Minientrada

Del “no-lugar” al “lugar”

TijuanaDel “no lugar” al “lugar”

Marc Augé escribió un texto “De los lugares a los no lugares” (1998). Entiende por “no-lugares” aquellos espacios del anonimato, donde la gente se reúne con un fin específico y logrado (o no logrado) ese objetivo vuelve a dispersarse. Son espacios de no-identidad, ni relacional ni histórico. Afirma que “por ‘no lugar’ designamos dos realidades complementarias pero distintas: los espacios constituidos con relación a ciertos fines (comercio, transporte, ocio), y la relación que los individuos mantienen con esos espacios”, aunque esas dos relaciones se superponen ampliamente no se confunden. Más adelante escribe que los lugares y los no lugares se entrelazan, se interpenetran, se oponen (o se atraen). “El retorno al lugar es el recurso de aquel que frecuenta los no lugares”. La sobremodernidad “encuentra naturalemente su expresión completa en los no lugares”. “El no lugar es lo contrario de la utopía: existe y no postula nunguna sociedad orgánica” “En la coexistencia de lugares y de no lugares, el mayor obstáculo será siempre el político”.

Los ejemplos de no lugares abundan en el texto: la clínica, los puntos de tránsito, los hoteles, los clubes de vacaciones, los campos de refugiados, las barracas donde sobreviven algunas personas, la red de medios de transporte, los supermercados, los distribuidores automáticos y de las tarjetas de crédito, el cine, los aviones, los trenes los aeropuertos, los automóviles, las estaciones (ferroviarias, aereas, aeroespaciales), los parques de recreo. Y también podríamos anotar ahora la web.

Por otro lado se encuentra “el lugar”, es un “lugar de identidad, relacional e histórico”. Hay pocas referencias dispersas en el texto.

El sentido (y la hipótesis) del texto comentado es mostrar cómo “la sobremodernidad es productora de no lugares, es decir, de espacios que no son en sí lugares antropológicos”. O sea, que la sobremodernidad va convirtiendo los lugares en no lugares, y a su vez también va creando esos no lugares. Buscando en la web el término de “sobremodernidad” es propio de Augé, al parecer entiende lo que otros han expresado como hipermodernidad, este último es más común y el de Augé no se impuso en la literatura flosófica.

A mi me gustaría ir en sentido inverso a la constatación del autor comentado: ir de los no lugares a los lugares. Como dice el autor, los no lugares son espacios del anonimato, de la poca o nula interacción interpersonal, donde cada uno cuenta por el dinero o tarjetas bancarias (con su respectivo respaldo crediticio) que lleve en el bolsillo. donde se está a gusto mientras no interfiera el vecino. Son lugares de paso. ¿Cómo pasar de los no lugares a los lugares?

Pastel de cunmpleaños. FelicidadesTal vez el pardigma de “lugar” sea la casa-hogar, el cuentro con la familia, el caldeado ambiente del hogar, la relación de amor entre esposos, padres, hijos; un lugar de apoyo y crecimiento personal, una fuerte interacción entre sus componentes, y sobre todo con la presencia de la madre como protectora, espacio de amor y confianza. Muy posiblemente esté dibujando un espacio utópico, pero es el paradigma del lugar. Uno sale de casa y lo que más anhela es regresar al hogar.

El hogar es un espacio hasta cierto punto utópico porque cada vez encontramos que es el lugar de donde todos quieren huir, de paso, espacio de conflicto, de separaciones, de divorcios, de infidelidades, de familias desintegradas, de agresión y de violencia intrafamiliar. Sin embargo esto no puede generalizarse. Ciertamente  muchos hemos tenido la experiencia de lo contrario en algunos momentos de la vida, por eso es válido como paradigma y como posibilidad.

Por tanto una primera invitación es a hacer de la casa un lugar, un espacio de interacción interpersonal, de crecimiento personal, de diálogo  y de intimidad, de confianza y de identidad para todos sus miembros. Es invitación a revisar cómo son nuestras relaciones interpersonales, descubrir los signos de no-lugar para atenderlos.

La escuela-universidad-centro educativo puede ser también un no lugar o un lugar. Es un no lugar cuando el alumnos es tratado por su número de lista, por su apodo, según su capacidad de pago. Puede ser un lugar de conflicto y del cual todos quieren huir. Es sintomático que lo más agradable para los alumnos es tener un día libre, son las vacaciones, o sea no estar en ese lugar.

Pero tambien la escuela-universidad-centro educativo lo podemos convertir un un lugar. Aristóteles decía en la Metafísica “De manera natural todos los hombres desean saber”. Si el alumno no quiere ir a la escuela no es que no quiera aprender. Vemos cómo se llenan los auditorios cuando nos ofrecen unexcelente programa con conferencistas de gran nivel. El rechazo a la escuela no es el rechazo al saber sino a los métodos, a las formas, al trato, a las decisiones, a la ausencia de orientación, a la falta de calidad, a la obligatoriedad, a la imposición, al autoritarismo, a la falta de reglas claras, a la división de los grupos en subgrupos, al conflicto, a la agresión escolar, al anonimato.

Si eliminamos (directivos, docentes, personal administrativo, personal de apoyo, alumnos, padres de familia) estas condiciones y hacemos lo contrario, favorecemos que la escuela vaya siendo cada vez más un lugar, espacio de encuentro interpersonal, de amistad y compañerismo. Lo que ayuda a los alumnos a crecer como personas, a interiorzar la educación y a su desarrollo profesional es hacer de ella también un lugar, un espacio de confianza, de crecimiento personal, de amistad y de diálogo.

Respecto a la iglesia es lo mismo. Hemos convertido los templos en no lugares, un lugar donde nos reunimos a relacionarnos con Dios pero no con el hermano de al lado, si acaso le damos la mano en el rito de la paz. Pero cada uno está metido en sus problemas y angustias, cada uno enjuga sus lágrimas con el velo de las imágenes sagradas pero no con el de al lado. Todos rezamos el “Padre mío” en lugar del “Padre nuestro”. Es un no lugar de anonimato. ¿No podríamos convertirlo en un lugar de encuentro interpersonal con Dios y con el hermano?

Una aclaración final: “El lugar y el no lugar son más bien polaridades falsas: el primero no queda nunca borrado y el segundo no se cumple nunca totalmente”. Esto significa que ni el lugar es siempre un lugar, o sea, es comparativamente más un lugar, pues, por ejemplo, la vida en el hogar no es siempre color de rosa. Ni el no lugar es siempre un no lugar, es significativamente más un no lugar, pues a veces los mejores momentos se han dado en estos no lugares como el encuentro con la amada. Por eso son paradigmas que como modelos absolutos no existen. Son orientadores de hacia dónde dirigirnos y ahí se encuentra su importancia para nosotros.

Minientrada

Historia del diseño curricular

Alebrije en Tehuacán

APUNTES PARA UNA HISTORIA (ANTIGUA) DEL DISEÑO CURRICULAR
Cuando hablamos del diseño curricular descubrimos que su historia es reciente, la podríamos ubicar entre el siglo XIX y el siglo XX donde surgen las teorías de cómo y con qué contenidos se debe educar, formando así un plan de estudios.
Al revisar la Historia de la educación nos damos cuenta que siempre ha habido educación desde que el ser humano se conformó como tal. Siempre se han comunicado algunos contenidos, también se ha hecho  a través de algunas formas y finalmente alguien ha decidido que así se eduque. Esto corresponde al diseño curricular. Un ejercicio interesante sería descubrir cómo ha evlucionado el diseño curricular a través de la historia. Voy a escribir unos breves apuntes.
Todas las sociedades han dado elementos para la conformación de un curriculum: India, China, Japón, Árabes, los antiguos Mexicas. Generalmente sus orientaciones corresponden a las necesidades concretas de su contexto y de su cultura. En un principio podríamos hablar de un diseño curricular más de tipo intuitivo, sin regulación alguna. En algunos la educación estaba guiada por los sacerdotes, hechiceros, magos, chamanes… que formaban a un grupo de “iniciados”.
Platón propuso que debería haber tres tipos de educación: para los gobernantes, para los militares y para los artesanos. El Estado es quien debería regir la educación. Por otro lado en la antigua Esparta la principal actividad era la formación militar, incluyendo también a las mujeres. algo que nos ayudaría a comprender esta situación es el filme “300” dirigida por Zack Snyder en 2007. Aristóteles desarrolló investigaciones y le puso nombre a varias ciencias.
Tanto en Grecia como en Roma existían los pedagogos (pais – niño, gogé – camino), la persona que instruía a los niños, algunos de ellos eran esclavos. Y para mayores conocimientos existieron los preceptores que daban una educación personal a los hijos de las familias con mayores recursos. Al parecer no había una educación generalizada para toda la población.
A principios de la Edad Media el Emperador Carlomagno ordenó que la Iglesia educara a la población a través de las escuelas. Las escuelas parroquiales para la educación básica al lado de las parroquias. Las escuelas monacales al lado de los conventos (posteriormente se convirtieron en univesidades); la formación que se dió fue la escolástica, fundamentada en la formación religiosa (teología) y la filosofía de Aristóteles. Las escuelas palatinas (al lado del palacio) para la instrucción de los gobernantes. Las escuelas catedralicias (adjuntas a las catedrales) para la formación del clero.
En la Edad Media alguien decidió que se enseñara el trivium  y el quadrivium (gramática, lógica o dialéctica y retórica) y el quadrivium (geometría, aritmética, astronomía y música). Posteriormente se llamo escolástico al que enseñaba Filosofía y Teología, siendo su título oficial el de Magíster.
En el Renacimiento y la Edad Moderna encontramos que la ciencia prácticamente surgió ajena a la educación formal. Los primeros científicos y filósofos (Descartes, Galileo, Kepler,…) no formaban parte del claustro de profesores de las universidades. Mas bien hubo un fuerte conflicto entre ambas esferas del conocimiento como lo demuestrea la condena de Galileo y los temores de Descartes. Éste último requiere la aprobación de las autoridades eclesiásticas y universitarias para evitar algún problema con las autoridades. Poco a poco la ciencia entra en las universidades y se van configuando nuevos planes y programas de estudios. Pioneros en la integración del humanismo, la ciencia y la cultura fue la educación jesuítica.
En el siglo XIX encontramos ya una ciencia totalmente incorporada en las universidades y se formaliza a través de la intervención de los Estados nacionales en el siglo XX. En estos tiempos surge el Diseño curricular como un área del conocimiento ya establecida que enriquece a la reflexión pedagógica. Entre algunos de los investigadores podemos mencionar a Ralph Tyler, Stenhouse, Hilda Taba, Margarita Pansza, y más cercanos a Angel Díaz Barriga y a su hija y Frida Díaz-Barriga Arceo. Éstos últimos, desde la UNAM han dado las principales orientaciones sobre el diseño curricular en México.
Actualmente encontramos con una gran cantidad de modalidades educativas que han requerido diseños curriculares diversos como: educación inicial, básica, media superior, superior, posgrado; con modalidades presencial, semipresencial, tutorial, a distancia, en línea… creando curriculums rígidos, flexibles, disciplinares, interdisciplinares, de formación en el trabajo. de formación en el servicio, orientados a la investigación,capacitación para el trabajo, entre otros. Ahí es donde se encuentra la importancia y la necesidad de crear, inventar, desarrollar, mejorar, construir… nuevos diseños curriculares.
Una de las orientaciones básicas, sobre todo para el nivel superior en la sociedad del conocimiento es que cuando se implementa un plan de estudios será necesario esperar a que esa primera generación lo concluya y el año siguiente se revise cómo lo aplicó esa generación, se analice qué problemas y bondades tiene en su desempeño profesional y a partir de ahí se reformule dicho plan para que responda tanto al contexto como a las necesidades científicas, técnicas, laborales, sociales del momento. De modo que un plan de estudios debería estar reformulándose cada 5 años. La realidad es diferente, pero las razones están claras.
Gracias por tu atención.
Minientrada

El plan de estudios…y su responsabilidad.

Graduados Normal Sorjuana julio 2012

Graduados Normal Julio 2012

IMAGINA UN NUEVO PLAN DE ESTUDIOS… Y SU RESPONSABILIDAD

El diseño curricular pareciera ser un cuso muy conocido, sin mucha variación. Cuando te asignan una materia en una escuela lo primero que recibes es el “Programa del curso” y las fechas. Posteriormente deberás entregar planeaciones que frecuentemente se ven más como un requisito. Puedes hacer algunas modificaciones pero siempre en la línea del curso.
Por otro lado cuando hemos estudiado alguna carrera o algún plan de estudios sentimos que nos ayudó mucho en algunas áreas de desempeño pero que hizo falta insistir o ampliar en otros puntos. Sin embargo esto ya terminó, recibimos el diploma correspondiente y nos felicitamos.
Sin embargo el Diseño curricular va más allá de cumplir un programa, se trata de DISEÑAR, CREAR, CONSTRUIR, IMAGINAR un programa de estudios NUEVO. Lo que diseñes, si es aplicado, impactará en la vida y la historia de los estudiantes a los que está dirigido. Ellos confiarán en la institución, estudiarán las materias y temas que propusiste, harán las prácticas señaladas, serán evaluados y aprobados con TUS contenidos y finalmente recibirán un título o diploma con el cual se presentarán ante la sociedad y los mostrarán como prueba de que han asimilado los conocimientos, habilidades, actitudes y valores correspondientes. Por tanto Diseñar un programa de estudios es una GRAN RESPONSABILIDAD SOCIAL.
Ciertamente no estás solo, la autoridad educativa supervisa y autoriza la impartición de ese plan de estudios primero confiando en el diseñador y en segundo lugar en sus expertos revisores y lo aprobarán, sugerirán modificaciones o, en caso extremo, solicitarán otro distinto. Pero si está bien elaborado, no tendrá problema en ser aprobarlo.
Cuando pensamos en diseñar un plan de estudios ordinariamente nos referimos a la educación escolarizada. Pero podemos también referirnos a la no escolarizada. Por ejemplo: un plan de capacitación para la empresa u organización, formas de estudio a distancia, on line, semiescolarizada, planes de adistramiento, planes de entramiento, entre otros. Recuerdo que en la década de los 70’s  la empresa Hemphill Schools a través de correo ordinario enviaba los cuadernos y materiales de estudio, se presentaban exámenes y la persona iba aprendiendo a su ritmo. Mi hermano estudió electrónica de este modo y aprendió a componer radios y algunos aparatos sencillos.
Un plan de estudios requiere también de la evaluación continua para que sus contenidos correspondan a las condiciones cambiantes del mundo. Esto es todavía más urgente en carreras que se refieren a temas de creación, uso y aplicación de la tecnología. Cada vez se van creando nuevas carreras: un amigo me comentaba de una que integra agronomía, comunicación de imágenes instantaneas vía satelital para el análisis de suelos, para medir extensiones grandes de tierra, para revisión de cultivos y vigilancia, entre otras aplicaciones. ¿Cómo se llamará esta carrera? No lo recuero pero existe.
Al revisar este tipo de información nos damos cuenta que el Diseño curricular es algo vivo y necesario en nuestra sociedad. No sólo las autoridades educativas y las universidades tienen privilegio. A través de la red encontramos todo tipo de establecimientos educativos dirigidos a todos los públicos, a todas las edades, a todos los niveles. ¿Qué màs podremos crear y aportar a la humanidad?

Pedaogogía Crítica

En filosofía existe la Teoría Crítica originada principalmente por la Escuela de Fráncfort. Es una versión estilizada del marxismo combinada con la crítica a la Modernidad. Su praxis es teórica, o sea, no llega en realidad a la praxis política sino que se queda en la apertura de la discusión teórico-cultural y finalmente lo resuelve en la consideración estética. Da nuevas luces sobre la interpretación de las cosas y sobre todo la reinterpretación de la cultura que ya es mucho. Algunos de entre nosotros estaríamos en desacuerdo en esta limitación pero por otro lado valoramos su alcance.

Por otro lado se encuentra la pedagogía crítica, tal vez como fruto indirecto de la teoría crítica en el sentido de que revalora el marxismo y lo reinterpreta desde nuevas realidades y lo proyecta hacia la pedagogía. Marx no habló directamente de la educación porque sus pensamientos estaban enfocados al análisis de la economía y a la revolución social, posiblemente toque muy de pasada a la educación y su función dentro del nuevo orden social que propone. Sin embargo, dentro de su análisis social se encuentran inevitablemente algunas consideraciones que pueden ser introducidad y aplicables a la educación. De ahí resulta la Pedagogía crítica, obra de autores como José Martí y Paulo Freire en America latina, Henry Giraux y otros en las demás partes del mundo.

Le pedagogía crítica concibe a la educación como una actividad política. Descubre que la educación en un sistema político corresponde a los intereses del grupo hegemonico de esa sociedad, y lo denuncia. Hace un análisis crítico de cómo se impone la ideología dominante a través del sistema educativo mediante la imposición uniforme de planes y programas, los contenidos seleccionados de los libros de texto y sus enfoques, la forma de evaluación y su sumisión a los estándares internacionales, la formación de docentes y su inserción al campo laboral, el control organizativo de los docentes a través de sus autoridades para verificar que cumplan con las indicaciones oficiales, el control sindical, entre otros. Consiste finalmente en una crítica de la sociedad y sus mecanismos de dominación. Otra fuente importante de inspiración es lo que ha llamado el marxismo heterodoxo, diferente a l marxismo soviético.

Pero la pedagogía crítica también tiene una serie de propuestas de acción orientadas hacia la transformación del mundo, hacia la creación de un mundo más justo y humano, hacia el establecimiento de nuevas relaciones de producción, hacia la formación de nuevas ideologías que tengan en el centro al ser humano. Los procesos que propone la pedagogía crítica son diferentes en muchas líneas: Paulo Freire propondrá la alfabetización de los adultos pero insistiendo en la formación de la conciencia social. Ivan Ilich, italiano, habla de la educación desescolarizada porque ella es un instrumento de opresión y reproducción social de la dominación. Michel foucault, auqnue no es pedagogo sino filósofo, descubrirá de qué modo la escuela es un instrumento de dominación al igual que eljército, el hospital y la cárcel. Otros tratarán del análisis de las condiciones actuales de la educación. Surgirán pedagogías antiautoritarias, pedagogías libertarias