Fundación de la Escuela de Fráncfort

DSC05607

Fundación de la Escuela de Fráncfort

 La Escuela de Fráncfort surgió por decisión de Félix Weil y las magníficas contribuciones de su padre Herman Weil. Este último fue un exitoso comerciante judío importador de cereales de Argentina. A los 22 años, en 1890 se había ido a Argentina como empleado de una empresa de Amsterdan y en 1898, cuando nació su hijo Félix, ya se había independizado creando una gran empresa de carácter mundial. Regresó a Alemania en 1808 con su esposa, su hija y Félix de 10 años; vivió en Fráncfort hasta su muerte en 1927. Herman quería entrar en la historia de la ciudad como un benefactor y esperaba fomentar las relaciones comerciales con Ucrania. Fue “un generoso mecenas de la Universidad de Fráncfort y de diversas instituciones de beneficencia, y finalmente recibir el doctorado honoris causa de la Facultad de Ciencias económicas y Sociales por la fundación del Institut für Sozialforschung (IFS) [Instituto de Investigación Social]” (Wiggeshauss, 23). La madre de Félix murió en 1913 y heredó a su hijo un millón de pesos oro.

 Félix nació en Buenos Aires en 1898, fue encarcelado en 1919 debido a actividades socialistas, excluído de la Universidad de Tubinga y expulsado de Württemberg, estudió ciencias sociales y economía, se doctoró en Fráncfort con la tesis “Socialización, intento de una fundamentación conceptual, además de una crítica a los planes de socialización” en 1921. En ella proponía “Una definida y rápida realización de una decidida socialización, o una clara renuncia a todos los esfuerzos en esa dirección” (Wiggershauss, 22). Félix Weil no se convirtió en empresario, ni científico, ni artista sino en mecenas de izquierda, en un “bolchevique de salón”. Se politizó por los resultados de la primera guerra mundial y por la Revolución de noviembre de 1918 que condujo a Alemania al cambio de la monarquía constitucional a una república parlamentaria. Nunca se afilió al Partido Comunista Alemán.

 Félix Weil intentaba hacer algo por la teoría marxista y financió la Semana de Trabajo Marxista en Pentecostés de ¿1923? en un hotel de Geraberg, junto con Karl Korsch. Es importante hacer notar que según Martin Jay, en La imaginación dialéctica, (p. 28) fue en verano de 1922 (cita una carta de Weil a Paul Brines fechada el 10 de enero de 1971), ahí surgió la idea de Weil y Pollock, posteriormente apoyados por Horkheimer, de fundar un instituto de investigación social. Asistieron además Georg Lukács, Karl y Rose Wittfogel, Friedrich Pollock, los esposos Sorge, Eduard Alexander y Kuzuo Fukumoto y otros más: Eran todos intelectuales, en su mayoría doctores, colaboradores del Partido Comunista, menores de 30 años, excepto Korsch, Lukács y Alexander; casi la mitad de los participantes tuvieron que ver con el Instituto de Investigaciones Sociales.

 Las condiciones de Fráncfort fueron favorables por el apoyo económico de Herman Weil, las convicciones marxistas del hijo, era la ciudad con mayor proporción de población judía, había un ministerio de cultura dominado por la socialdemocracia, y el apoyo de Gerlach –profesor socialista de izquierda con experiencia en el instituto de Kiel fundado en 1911-. Lo decisivo para la fundación de un instituto anexo a la universidad, pero independiente de ella y directamente supeditado al Ministerio de Educación Prusiano, fue el apoyo benevolente de este último y la generosidad del apoyo económico de 120,000 marcos anuales en época de problemas financieros.

 Gerlach era el hombre ideal para que fuera el primer director pero murió de diabetes en octubre de 1922 a los 36 años. Felix Weil encontró después a Gutav Mayer, pero finalmente se decidió por Carl Grünberg.
 Grünberg nación en 1861 en Focsany, Rumania, se convirtió al catolicismo en 1892. En 1899 obtuvo el nombramiento como profesor supernumerario de economía política en la Universidad de Viena. En 1910 fundó el “Archivo para la historia del socialismo y del movimiento obrero”, además fue uno de los iniciadores de las universidades populares de Viena y de la Asociación Educativa Socialista. Grünberg era un convencido marxista y un reconocido científico. “El deseo ferviente de Weil (…) había sido crear una institución del tipo del Instituto Marx-Engels, de Moscú –dotado de un equipo de profesores y estudiantes, con bibliotecas y archivos-, que esperaba poder donar algún día a un victorioso Estado Alemán de Consejos Obreros” (Wiggershaus, 37).
 A principios de 1923 se dio la autorización ministerial para la fundación del Instituto de Investigaciones Sociales en la Universidad de Fráncfort; la construcción se comenzó en marzo. El domingo 22 de junio de 1924, a las 11 de la mañana se llevó a cabo en un aula de la Universidad de Fráncfort la celebración académica de la inauguración del Institut für Sozialforschung. Carl Grünberg dio una conferencia programática: buscaba la uniformidad en el planteamiento de los problemas y la resolución de los mismos, se declaró adversario del orden económico y social del capitalismo, partidario del marxismo y de la concepción materialista de la historia de tinte social-darwinista, aseguraba el carácter científico del marxismo que él representaba, excluyó el problema de la objetividad del conocimiento en ciencias sociales.
Anuncios