Y la tecnología

La noticia de la semana pasada fue la venta anticipada del iphone 5 de Apple, se vendieron dos millones de aparatos de manera anticipada, salió a la venta la semana pasada, parece que el viernes. Hubo gente que estuvo durmiendo en la calle haciendo fila, apartando un lugar durante varios días y noches, en espera de recibir su deseado teléfono, y de este modo ser de los primeros en obtenerlo.

La noticia de hoy es que ya se agotaron 5 millones de teléfonos y los que lo desean obtener tendrán que esperar más tiempo para obtenerlo. Sin embargo ya comienzan las quejas, que la pantalla se raya muy fácilmente, ya fue hackeado, le salen burbujas si le presionan la pantalla de modo brusco, etc. Y por otro lado están los que continuan alabando el tener tanta tecnología a la mano.

Por otro lado se hacen comparaciones entre el Galaxy SIII de Samsung que presume sus ventas de 20 millones de teléfonos en seis meses, pero el iphone lleva el record al vender 5 millones en cinco días. Las acciones de Apple legaron a valer más de 700 dólares cada una antes del inicio de la venta. Por su parte Samsung tuvo que pagar mil millones de dólares a Apple por haber violado 7 registros de propiedad al copiar la tecnología. El pago fue a través de 30 furgonetas que llegaron a las oficinas de Apple y descargaron el pago en monedas de 25 centavos.

De todo esto surgen varias cosas interesantes: el avance tecnológico que genera teléfonos con características cada vez mayores. El robo de patentes entre empresas. La gran cobertura propagandística que propicia la ansiedad por obtener este aparato. El enriquecimiento enorme de los dueños de acciones de Apple. Las nuevas formas mercadotécnicas.

En el libro biográfico de Steve Jobs se muestra la forma de ser del creador de Apple, que comenzó construyendo sus primeras versiones de computadoras iMac en el garage de su casa y que al morir tenía un gran edificio corporativo. Tuvo la habilidad de rodearse de personal altamente capacitado al que le pagaba bien, los hizo socios de la empresa, les exigía al máximo para que crearan productos nunca vistos y con eso revolucionó la tecnología creando el iphone, el ipad, el ipod, las imac, entre otras cosas.Pero también era un sujeto interesante, difícil, que estuvo un tiempo en la India, se conviritió en vegetariano, fumó hachís, durante unos años era dificil de bañar (cuando mucho una vez a la semana), andaba descalso, y tenía carros de colección. Su vida era un claroscuro de lucidez y demencia. Sin embargo es de ahí de donde surge la creatividad, la pasión, la innovación, el perfeccionismo, que sigue dando sus frutos. Él ya no está pero entrenó a su equipo para seguir haciendo lo que a él le apasionaba: INNOVAR.

Anuncios

Invención Innovación

ImagenHay una diferencia clave entre ambos términos. En primer lugar está la invención, significa que se crea un producto nuevo, una nueva forma de hacer las cosas, o sea, nuevos procesos o surgen idea nuevas.

Pero a esa invención hay que darle sentido, darle forma, hacerla accesible a los demás, ampliar su uso y aplicación. Y en términos empresariales, producir ese nuevo producto en forma masiva. Eso sería la innovación.

En la vida diaria es necesario irnos renovando, reinventando cada día, rompiendo esquemas de pensamiento, rompiendo rutinas y ser cada día diferentes, mejores. Se dice que cuando nacimos Dios rompió el molde, de modo que cada uno es diferente de los demás, aunque sean gemelos. Y es cierto. Por tanto no es necesario seguir los moldes que nos presentan los demás, sobre todo la sociedad de consumo que a cada momento nos invita a ser del mismo modo, según el modelo o patrones de comportamiento que nos propone.

Esta idea de invención y de innovación queda bastante clara con la lectura de la biografía de Steve Jobs, libro que me ha gustado bastante. No porque esta persona haya llegado a ser el santo de mi devoción, sino porque es el inventor de nuestros días que ha revolucionado varias tecnologías y ha llegado a ser significativo en el mundo de la computación. Por ejemplo, ya tiene un año que murío que su invención del iphone que dejó a su empresa le llevó a la venta 2 millones del model 5 de iphone con una semana de anticipación, hubo gente que estuvo durmiendo en las banquetas en Estados Unidos, esperando que llegara el día de la entrega de la mercancía, o sea ayer, y así ser de los primeros en obtener el celular.

A mis alumnos les pedí que hoy presentaran modelos nuevos, diferentes, de educación. No importaba el nivel ni tampoco si sólo se dedicaban a estudiar algún modelo que fuera exitoso, sino simplemente se trataba de proyectar la historia de la pedagogía y de la educación hacia nuevos caminos. De 16 alumnos sólo 3 se atrevieron a hacer una tímida presentación. Y estamos hablando del nivel de maestría. Entiendo que no estamos acostumbrados a inventar, a crear, a proponer, no nos valoramos lo suficiente como para atrevernos a errar, tal vez en muchas ocasiones nos dijeron “no puedes” y por tanto ya no puedo, no me atrevo, tengo miedo al rechazo, a la burla y prefiero no hacer nada. Una alumna me comentó, “hice algo pero no sé si está bien, no sé si esto es lo que usted quiere” y le respondí “si no nos muestras lo que tienes no podremos saber si está bien.