Renovar – Innovar – Vivir

DSC05752Recuerdo la historia del águila, que al llegar a los 50 años su pico se le dobla, las las ya están rotas y se le dificulta el vuelo, las garras ya crecieron y se encorvaron las uñas de modo que ya no atrapa nada. Está por morir de hambre sin poder volar, ni comer ni cazar. Pero llega el momento en que DECIDE RENOVAR SU VIDA. Sube a su nido en el desfiladero y comienza a golpear su pico contra la roca hasta que, con mucho dolor, logra desprenderlo, después espera que nazca el pico nuevo y con él arranca una a una las plumas de sus alas y también desprende las uñas de sus garras. Espera a que nazcan las nuevas plumas y garras, y entonces, sólo entonces, emprende el nuevo vuelo, UNA NUEVA VIDA. Por lo menos, otros 20 años mas, lo que la convierte en el ave más longeva de la naturaleza. Una vez le pregunté a un biólogo sobre la veracidad de este mensaje y me respondió que es verdad.
No todo en la vida va bien ni todo está mal. Esto lo entendía  el autor de la Oración de la Serenidad: “Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia”. La vida es un claroscuro de luz y sombras que es necesario diferenciar con claridad: no todo es enfermedad y tristeza ni alegría y fiesta. Un poco de esto el el símbolo del Ying yang, una bola negra y una blanca en un movimiento constante, cada una deja su rastro, pero la negra tiene un punto blanco y la blanca un punto negro. La dicotomía del si-no, del 1-0, del blanco-negro, bueno-malo… es algo teórico, no existe en la vida cotidiana. Lo que existe es la complementariedad del día y la noche, lo que Karel Kosik llamaba “pseudoconcreción”, un claroscuro de verdad y engaño, donde el fenómeno oculta a la esencia, pero la esencia a su vez se manifiesta de algún modo en el fenómeno, y la realidad es la unidad dialéctica de fenómeno y esencia, con una trayectoria histórica y una proyección dinámica hacia el futuro.
Brian Tracy propone lo siguiente: Imagine que puede comenzar su vida desde cero en este momento, hágase estas preguntas: 1. ¿Qué es lo que debería hacer más? 2. ¿Qué es lo que debería hacer menos? 3. ¿Qué es lo que debería dejar de hacer? 4. ¿Qué es lo que debería comenzar a hacer? Se trata de dejar los viejos moldes que ya no nos sirven y sólo traen sufrimiento, y alertar al espíritu para la innovación y la creatividad.
Anuncios