Teoría de la Acción comunicativa 5

IMG02016-20120504-2239

[2] Un concepto de racionalidad, ya no sé si demasiado estricto o demasiado abstracto, como el siguiente: es racional si y sólo si encarna un saber fiable, objetivo, con pretensión transubjetiva de validez.

Afirma el autor comentado que existen otros tipos de manifestaciones que no tienen pretensiones de verdad o eficiencia pero se sustentan en razones, como cuando se sigue una norma vigente y se es capaz de justificar su acción; también cuando se expresa un deseo, un sentimiento, un estado de ánimo, revela un secreto, confiesa un hecho, etc.,  es auténtico, saca consecuencias prácticas y se comporta de forma consistente con lo dicho. A todo esto le llama ACCIONES REGULADAS POR NORMAS Y AUTOREPRESENTACIONES EXPRESIVAS: porque hacen referencia a norma y vivencias. Pero también para afirmar su racionalidad  es necesario el reconocimiento intersubjetivo. Sin embargo esto no se refiere a algo objetivo, sino a algo social (las normas) o a algo subjetivo.

Concluye que existen actos comunicativos que se refieren al mundo y tienen pretensión de validez pero diferentes a la emisiones o manifestaciones constatativas (la ciencia y la fenomenología de las que tratamos en la intervención anterior de este blog). Estas emisiones o manifestaciones son susceptibles de fundamentación y de crítica . Y también  las manifestaciones o emisiones EVALUATIVAS (es otro tipo nuevo de manifestación que introduce Habermas) pueden ser justificadas recurriendo a juicios de valor.

Pero además hay otras manifestaciones que utilizan estándares de valor en forma caprichosa y puede ser de dos tipos: Idiosincrática o ESTÉTICA. Las estéticas tienen un carácter innovador, tienen autenticidad expresiva, como las obras de arte; las idiosincráticas siguen patrones rígidos y tienen un carácter privado, indican comportamientos no racionales como las fobias (36).

Afirma Habermas que en resumen, las acciones reguladas por normas, las autopresentaciones expresivas (deseo o sentimiento) …y las emisiones evaluativas vienen a completar los actos de habla constatativos. La racionalidad se pone de manifiesto en que el acuerdo alcanzado comuncativamente ha de apoyarse en razones. Y la racionalidad se mide por su capacidad de fundamentar sus manifestaciones o emisiones en circunstancias apropiadas: o sea, remite a la práctica de la argumentación.

Entiende por argumentación al tipo de habla en que los participantes tematizan pretensiones de validez por medio de argumentos. “Una argumentación contiene razones que están conectadas de forma sistemática con la pretensión de validez de la manifestación o emisión problematizadas”. La fuerza de una argumentación se mide por la pertinencia de las razones.

Como la argumentación es susceptible a la crítica, las manifestaciones o emisiones racionales son susceptibles de corrección.

  • El discurso teórico es la forma de argumentación con pretensiones de verdad.

  • El discurso práctico-moral contiene argumentaciones que justifican las acciones recurriendo a las normas vigentes; pero en caso de conflicto busca juzgar imparcialmente y busca resolverlo consensualmente. Las normas de acción se presentan en su ámbito de validez con la pretensión de un interés común a todoslos afectados y de merecer por eso un reconocimiento general: es una búsqueda cooperativa de la verdad. Afirma que en teoría ética prefiere una posición cognitivista en que las cuestiones prácticas pueden decidirse argumentativamente.

  • La crítica estética es un caso de argumentación que se interesa por los valores culturales; dichos valores no tienen pretensión de universalidad. Pero son racionales porque se fundamentan en los estándares de valor aprendidos en su cultura. Los argumentos estéticos son menos constictivos que los argumentos teóricos y los práctico-morales.

  • En la crítica terapéutica las manifestaciones expresivas sólo pueden enjuiciarse en un proceso de autorreflexión y comunicación orientada al entendimiento. Es una forma de argumentación que sirve para disipar autoengaños sistemáticos.

  • Algo que pudiéramos llamar “racionalidad lingüística” que consiste en que una persona que está dispuesta al entendemiento, pero que ante las perturbaciones de la comunicación reflexiona sobre las reglas lingüísticas. Es una tarea hermenéutica (43).

En este punto veo todo un halo kantiano cuando Habermas  organiza la racionalidad en los tres momentos que correponden en Kant a la Crítica de la razón pura (racionalidad teórica), Crítica de la razón práctica (racionalidad práctico-moral) y la Crítica del juicio (racionalidad estética). Y sólamente añade algo nuevo que es la racionalidad lingüística que tiene como trasfondo la hermenéutica por un lado y la filosofía del lenguaje por el otro. De este modo percibo en Habermas un intento de incorporar todos los nuevos adelantos de la filosofía en lo que quisiera ser un nuevo sistema de comprensión de la realidad.
También habría que pensar si estas son las únicas formas existentes de racionalidad, o si hay otras, cuáles son. Tal vez se trate de un sentido estrecho de racionalidad. Y siento un poco forzado la racionalidad linguÍstica porque no pertnece a un ámbito de la racionalidad como es el teórico, el moral o estético, sino que se refiere al medio mismo de expresión o comunicación. Pero es algo que seguiremos analizando en las siguientes entradas.
Anuncios

Teoría de la Acción Comunicativa 4

Farol[1] El concepto de Racionalidad es demasiado estricto.

Comenta Habermas que va a limitarse a la versión cognitiva en sentido estricto del concepto de racionalidad referido a un saber descriptivo. Este concepto tiene 2 direcciones distintas:

1. El concepto de racionalidad cognitivo instrumental: se refiere a un saber proposicional en acciones ideológicas, se proyecta en el empirismo de la modernidad.

– Aquí se busca un una manipulación intrumental del saber proposicional.

– Tiene como condición una acción teleológica y busca intervenir eficazmente en el mundo. No requiere de otros, puede ser un sujeto individual.

– Se trata de una posición A) realista: tiene como supuesto ontológico que el mundo es la suma de las cosas.

– Desarrolla acciones racionales con vista a conseguir un propósito y a la eficacia. El sujeto debe ser capaz de dar razones si se lo piden.

2. El conceto de racionalidad comunicativa: se utiliza comunicativamente el saber proposicional en actos del habla: busca aunar acciones y generar consenso, utiliza el habla argumentativa, los participantes superan sus respectivos puntos de vista y llegan a convicciones que aseguran la unidad del mundo objetivo y la intersubjetividad del contexto de sus vidas.

– Aquí se busca un entendimiento comunicativo.

– Tiene como condición el fin ilocucionario de entenderse con al menos otro participante.

– Se trata de una posición B)  “fenomenológica”. Los sujetos se entienden y actuan comunicativamente sobre lo que suceden en el mundo o lo que hay que producir en el mundo. Compartenun contexto común, el mundo de la vida, intersubjetivamente. llegan al consenso

– Las manifestaciones racionales son plenas de sentido e inteligibles en su contexto. 

– Las condiciones de validez remiten aun sabr de fondo compartido intersubjetivamente.

Sin embargo, ambos conceptos se pueden articular y complementar: Existe la capacidad de manipular cosas y sucesos, por un lado, y la capacidad de entendimiento intersubjetivo sobre cosas y sucesos, por otro. A este modelo combinado Piaget le llama “cooperación social”: varios sujetos coordinan sus intervenciones en el mundo por medio de la acción comunicativa.

Los problemas surgen cuando se quiere separar una posición de otra. Sólo las personas capaces de responder de sus actos pueden comportarse racionalmente. En la acción comunicativa, es racional aquel que sea capaz de responder por sus actos como miembro de una comunidad de comunicación y que su acción esté orientada por validez intersubjetivamente reconocida. “La racionalidad de las personas se manifiesta en su capacidad para llegar a un acuerdo sobre hechos o para actuar con eficiencia” (1999:33).

Me resulta interesante que en primer lugar Habermas haga una distinción entre el concepto de racionalidad cognitivo instrumental que corresponde más, según entiendo, al método científico junto con la ciencia moderna, por un lado, y por otro a la racionalidad comunicativa fenomenológica, más relacionado con la interpretación hermenéutica y la metodología cualitativa, por otro. Pero que al final requiera de ambas y las una en una sola forma de interpretación del mundo.
A la primera la señala más en relación con el concepto de modernidad y no tanto a la segunda, sin embargo requiere de ambas para dar una visión más completa del mundo. O sea, no rechaza tan definitivamente el concepto de modernidad, sino que lo integra en su visión. De ahí el título de una ponencia posterior: “La Modernidad inconclusa”y de otra obra posterior El discurso filosófico de la Modernidad.

Pensando en una crítica a Habermas, creo que reduce el saber a sólamente una opción entre muchas y lo totaliza. Lo mismo sucede con el concepto de racionalidad que trataré en otra entrada. Para indicar que existen otras formas de saber recupero lo siguiente:

 Ursúa, Ayestarán y González en la obra Filosofía crítica de las ciencias humanas y sociales, señalan que existen al menos 11 formas de saber:

Afirman que la triada moderna del saber está constituida por la forma, el contenido y la expresión. Así, la validez es una exigencia adicional; la verdad no se da siempre ni en todas partes ni como hecho, ni como exigencia o deseo, es lago contingente entre la representación y lo representado.

Esquema descriptivo triádico que ayuda en el diagnóstico cognitivo del conocimiento/saber:

  En la dimensión de la forma: 0= particular / 1= general

  En la dimensión del contenido: 0 = No informativo o bajo en información / 1 = altamente informativo

  En la dimensión de la expresión: 0 = implícito / 1 = explícito.

De aquí resultan los modelos diferenciados del saber:

Combinación

Dimensiones

Ejemplos

000

particular/no informativo/implícito

Ej. Intuiciones oscuras, intuiciones especiales, propaganda subliminal

001

particular/no informativo/explícito

Ej. Alegorías, oráculos de contenido oscuro, desinformación (propaganda política)

010

particular/informativo/implícito

Ej. Destrezas práctico-concretas en el sentido de capacidades inconscientes, información genética.

011

particular/informativo/explícito

Ej. Órdenes, información periodística de acontecimientos individuales, crónicas diarias, la ciencia moderna de datos, etc.

100

general/no informativo/implícito

Ej: prejuicios no expresados, ideología abarcantes, imágenes del mundo místico-metafísicas.

101

general/no informativo/explícito

Ej. Fórmulas vacías tautológicas, cláusulas generales vacías apelativas “a cada uno lo suyo”, teoría científico-formales como cálculos empíricamente vacíos (formalismo no interpretado).

110

general/informativo/ implícito

Ej. Filosofía fundamental de fondo, saber de expertos general, información sugestiva de imágenes.

111

general/informativo/ explícito

Ej. Teorías empírico-científicas con hipótesis nomológicas.

Teoría de la Acción Comunicativa 2

Habermas establece en la INTRODUCCIÓN lo que señala como “Accesos a la problemática de la racionalidad” y acota como “Consideraciones previas: El concepto de racionalidad en Sociología”, o sea, tratará el concepto de Racionalidad.

Comienza diciendo que el tema fundamental de la filosofía es la RAZÓN, y el pensamiento filosófico nace de reflexionar sobre la razón que se manifiesta en el conocimiento, en el habla y en las acciones.  Desde sus orígenes el filosofía busca explicarse el mundo, pensar sobre el ser, busca una ontología, no busca a la divinidad y por tanto no es teología. Pero en la actualidad, la filosofía ya no se refiere al conjunto del mundo, de la naturaleza, de la historia y de la sociedad en en sentido de un saber totalizante, sistemático. Entiendo que ya no se pueden hacer “Summas” del pensamiento como los medievales ni filosofías sistemáticas como la de Hegel. Y esto se debe al progreso de las ciencias empíricas y sobre todo al de la conciencia reflexiva, o sea, de la filosofía.Dice que todos los intentos de fundamentación  de una filosofía primera han fracasado, porque hay una nueva constelación de relaciones entre la filosofía y ciencia.

Esta conciencia reflexiva, o sea, la filosofía actual, ha desarrollado la ARGUMENTACIÓN, y por tanto, su interés se centra en las condiciones formales de la racionalidad del conocimiento, del entendimiento lingüístico y de la acción. Por tanto, a la argumentación le corresponde fundamentar el comportamiento explícitamente racional.

Afirma que la Sociología es la ciencia social que mejor conecta en sus conceptos básicos con la problemática de la racionalidad. Las demás ciencias sociales han ido adquiriendo autonomía empírica y se vuelven especializadas, y se han descargado de la tarea de concebir la sociedad en su conjunto. En cambio la Sociología trata de los asuntos que han dejado las ciencias especializadas, o sea, trata de la sociedad en su conjunto, es la única ciencia social que ha mantenido su relación con los problemas de la sociedad global, es también una teoría de la sociedad y no ha podido deshacerse de los problemas de la racionalización. Por dos razones:

1. Tanto en la Sociología como en la Antropología Cultural las interacciones no están tan especializadas como en la economía o en la política. También porque ambas ciencias tratan del espectro completo de los fenómenos de la acción social. Ambas disciplinas se ocupan del mundo de la vida (vida cotidiana) y toman en consideración todas las formas de orientación simbolica de la acción. Por eso ambas ciencias no pueden desconectarse de los problemas de los fundamentos de las ciencias sociales.

2. La Sociología surgió como ciencia de la sociedad burguesa (incluido el análisis de la modernización capitalista preburguesa). En el plano metateórico (filosófico) busca aprehender el incremento de racionalidad de los mundos de vida modernos (paso de la comunidad a la sociedad); y en el plano metodológico busca comprender la sociedad a través de los objetos simbólicos y las orientaciones de acción. Surgen así 3  cuestiones interconectadas: la metateórica, la metodológica y la empírica:

a) Metateórica: es el marco teórico suceptible de racionalización.

b) Metodológica: busca la comprensión de las relaciones entre significado de una expresión simbólica y su validez.

c) Empírica: ¿en qué sentidola modernización puede ser descrita desde el punto de vista de una racionalización cultural y social? Afirma que esto lo plantea Max Weber.

Afirma que sostendrá la tesis de que por razones sistemáticas Weber trata del racionalismo occidental, la cuestión del significado de la modernidad, y las causas y consecuencias colaterales de la modernización capitalista. Esos tres temas de la racionalidad surgen por razones sistemáticas. Por tanto, a toda Sociología se le plantea el problema de racionalidad simuntáneamente en el plano metateórico, en el plano metodológico y en el plano empírico. Por tanto tratará:

[1] el concepto de racionalidad.

[2] la conexión interna entre la teoría de la racionalidad y la teoría de la sociedad. (plano metateórico, filosófico)

[3] el plano metodológico para motrar las implicaciones de la comprensión de la sociedad.

[4] Mostrar que necesitamos de una teoría de la acción comunicativa (plano empírico).

Hay varios elementos interesantes en esta introducción que anuncian lo que será la filosofía habermasiana: 
1. La relación entre la filosofía y las ciencias sociales como el espacio en donde aterrizará, por así decirlo, su pensamiento. De modo especial elige la Sociología: El Instituto de Investigaciones Sociales fue creado para aplicar el pensamiento sociológico, sobre todo marxista a la sociedad.
2. El concepto de racionalidad y su insistencia en la razón como axioma de la filosofía, aunque trate de Sociología, finalmente hará filosofía y se centrará en los datos de la razón. Y uno de los elementos del lenguaje en filosofía es la razón argumentada, la ARGUMENTACIÓN. Y la argumentación se hace a través del elnguaje y con esto apunta a que lo central será la comunicación y en especial los actos del habla.
3. No busca hacer una filosofía primera, una metafísica más allá de la física (tan criticada a partir de Nietzsche), sino de una ontología, del ser en sí mismo pero MEDIADO POR  EL LENGUAJE. Tampoco busca hacer todo un sistema filosófico sino tan sólo abordar algunos puntos de la filosofía que resultan neurales para su propuesta.
4. Las tres cuestiones que surgen del hecho de tomar a la Sociología como una ciencia global manifiestan ya la orientación que dará el autor a este texto: 1. En la parte metateórica: informa que hará filosofía con base en la argumentacion racional. 2. En la parte metodológica habla que buscará la comprensión de la sociedad, aunque de momento no me queda claro de qué forma. 3. En el plano empírico se refiere propiamente a la teoría de la acción comunicativa, o sea, al análisis del lenguaje y su uso en la sociedad.

Teoría de la Acción comunicativa 1

En el prefacio de esta prestigiada obra, Jürgen Habermas informa que la teoría de la acción comunicativa (TAC) no se trata de una meta teoría, sino de una teoría crítica de la sociedad en sus estructuras generales, en sus fundamentos. Difiere del análisis sociológico estructural de Parsons y de la filosofía analítica debido a que ambos lo conducían a error o perdía el objetivo global de la empresa.  No era sólo problema de la exposición, sino también de contenido, ya que ambos van unidos, como lo decían Hegel y Marx.

El concepto de acción comunicativa avisa que lo tratará en el interludio primero. A partir de ahí desarrollará tres complejos temáticos:

1. El concepto de racionalidad comunicativa,

2. Un concepto de sociedad que asocia los paradigmas del mundo de la vida y sistema, y

3. Una teoría de la Modernidad para categorizar el plexo (red nerviosa y vascular) de la vida social y comprender la modernidad.

La tesis que sostendrá en la Introducción es que la problemática de la racionalidad es un planteamiento propio de toda teoría de la sociedad en tres niveles:

1. una cuestión metateórica: implicaciones del concepto de acción

2. una cuestión metodológica: la comprensión y acceso a su ámbito objetual, y

3. una cuestión, a la vez,  teórica y empírica: en qué sentido la modernización de las sociedades puede ser descrita como racionalización. 

Para esto se apoyará en los clásicos de la teoría sociológica clásica como Weber, Mead, Durkheim y Parsons, a los que tratará en excursos.

Advierte que la TAC no trata de una pragmática formal ni de filosofía trascendental clásica.

Afirma que es un tema actual porque desde los años sesenta las sociedades occidentales se aproximaban a un cuestionamiento de la herencia del racionalismo occidental. Los neoconservadores quieren mantener a cualquier precio el modelo de la modernización económica y social capitalista y conceden prioridad al crecimiento económico protegido por el Estado social. Esto tiene consecuencias desintegradoras que ya no tienen respuesta ni en las tradiciones ni en otros amortiguadores tradicionales.  Las críticas de los antimodernistas son crecientes en contra de la complejidad de los sistemas económicos y administrativos, pero eso no puede significar el abandono de las formas modernas de vida.

De este modo Habermas promete mucho: una teoría sociológica, una recuperación de la modernidad y un replanteamiento de la filosofía del lenguaje y la filosofía analítica pero orientado hacia otros territorios, que él llama “Acción comunicativa”. Por eso vale la pena leerlo aunque sea a 31 años de su publicaciónb original, de este modo se convierte en un clásico, porque como él mismo lo expresa respecto de los sociólogos clásicos, todavía tiene mucho qué decir. Ánimo.

Pienso que el aporte de Habermas va más allá de una teoría crítica de la sociedad como lo expresa en el prefacio, pues impacta tambíen en la filosofía porque entra en la discusión de conceptos centrales como es la teoría del conocimiento y en escritos posteriores trata de la filosfía política y la filosofía social. También apoya a la filosofía de la Modernidad en contra del pensamiento posmoderno. Sus fundamentos son más filosóficos que sociológicos al partir de Kant, Hegel, Marx, Freud, Lukács, la filosofía analítica, el pragmatismo americano y sus antecesores en la Escuela de Fránkfurt.

En general, cada filósofo tiene un punto de partida que es central en su pensamiento: para Descartes fue el análisis de la razón, para Locke la experiencia, el conocimiento en Kant, el absoluto en Hegel, la sociedad comunista en Marx, el ser en Heidegger, la existencia en Sartre, la utopía en Bloch, y ahora la acción comunicativa en Habermas. En este sentido Habermas resulta ser un filósofo original, tanto como los mencionados pues elige un punto focal diferente a sus antecesores y logra formular todo un nuevo constructo filosófico desde el cual busca responder a algunos de las interrogantes centrales que se plantea la filosofía.

Por otro lado el autor comentado va más allá de la filosofía y al ubicarse como sociólogo quiere proponer tanto un paradigma de interpretación y acción social como una metodología social, diferente al racionalismo científico y a la interpretación hermenéutica. De modo que surge un tercer método que coloca como punto central la emancipación, y en ese sentido se ubica más allá de la discusión metodológica que se da entre las ciencias empíricas y las ciencias interpretativas. Uno de sus resultados parece ser la metodología de investigación-acción. Sin embargo eso es algo que quiero confirmar.