Teoría de la acción Comunicativa 3

1. “Racionalidad”: una determinación preliminar del concepto.

Comienza diciendo que el saber tiene una estructura proposicional en forma de enunciados. Pero la racionalidad se relaciona no tanto con el conocimiento sino con la forma en que los sujetos capaces de lenguaje y de acción hacen uso del conocimiento. Se pregunta: ¿qué significa que las personas se comporten racionalmente en una determinada situación?

Para responderse pone el ejemplo en que el sujeto A expresa una determinada opinión que espera sea verdadera. El sujeto B comunica una intención teleológica para lograr determinado fin que espera tenga éxito. Ambos  contienen saberes fiables que además pueden resultar fallidos; ambos son susceptibles de crítica: Puede dudarse de la verdad de A y del éxito de B. El sujeto A puede fundamentar su afirmación y B puede justificar su elección de fines. La verdad se refiere a la existencia de estados de cosas en el mundo; la eficacia se refiere a intervenciones en el mundo con ayuda de las cuales pueden producirse los estados de cosas deseados. El sujeto A se refiere a algo que tiene lugar en el mundo objetivo; B se refiere a  algo que ha de tener lugar en el mundo objetivo.

En resumen, estamos ante un primer acercamiento al concepto de racionalidad: Hay racionalidad si y sólo si una manifestación contiene un saber fiable en relación con el mundo objetivo que se hace a través de la pretensión transubjetiva de validez. Y una afirmación teleológica es más racional cuanto mejor pueda fundamentarse en la verdad proposicional o de eficiencia.

Pero esto tiene 2 debilidades: 1. Es demasiado abstracta, lo cual tratará en [1]. 2. Es demasiado estricta porque la racionalidad de la práctica comunicativa abarca un espectro más amplio que verdadero-falso, eficaz-ineficaz, lo tratará en [2]. Por eso introducirá un excurso sobre la teoría de la argumentación [3].

Lo que  en este momento hace Habermas es proponer y criticar un primer concepto de racionalidad, tal vez el más común, para desecharlo: sólo hay racionalidad en proposiciones fundamentadas (juicios afirmativos o negativos) y en intenciones jutificadas (con vista a un fin). De este modo propondrá la TAC Teoría de la acción comunicativa como algo más amplio y para esto se valdrá de la teoría de la argumentación, que ahorita la entiendo como la forma en que fundamentamos lo que expresamos, y que se argumenta ante otro, o sea de forma intersubjetiva.

Me han sugerido la lectura de Paul Watzlawick con su propuesta de la Teoría de la comunicación humana. Me suena interesante y tal vez lo aborde más adelante. De momento me entretendré con Habermas para conocerlo a fondo y poderlo criticar. Gracias por la sugerencia.

Anuncios