Heráclito

DanzanteHeráclito fue el primer flósofo que se aisló para meditar, imagen del pensador de Rodin, figura que emulará Descartes, Kant, Hegel, Nietzsche, Wittgenstein entre muchos más. En la religión encontraremos a los eremitas, los Padres del desierto, Sidharta, Jesús que se va 40 días al desierto, los monjes contemplativos. En general, la figura del pensador es la de un sujeto hasta cierto punto aislado, lo cual no indica que sea antisocial, sino una persona que desarrolla al máximo esa inteligencia que Howard Gardner llamó “intrapersonal”.
Con Heráclito se llega a la primera organización del pensamiento filosófico en tres grandes campos, que para Xirau serán los fundamentales para determinar la orientación de cada pensador: la teoría del conocimiento, la metafísica y la moral, y propone como inicial la teoría del conocimiento. Sin embargo el pensamiento posterior dará mayor importancia a la metafísica y sólo 20 siglos después, con Descartes comenzará a tratarse la teoría del conocimiento como elemento fundamental para la determinación de las diversas corrientes filosóficas. Y sólo cuando se desarrolle la teoría del conocimiento surgirá la ciencia moderna.
Informa Xirau que ante las dos formas de conocimiento, Heráclito considera verdadero al que proviene de la razón y falso al que tiene su origen en los sentidos, porque de la razón proviene la sabiduría, el origen de las cosas y el sentido de la vida. Esta forma de pensamiento anuncia la discusión de la edad Moderna que dividió a los filósofos entre racionalista y empiristas; Heráclito claramente se situaría en el racionalismo.
Hay un segundo elemento importante en este pensamiento: la filosofía es para encontrar la sabiduría, el origen de las cosas y el sentido de la vida. La filosofía enfatizó la búsqueda del origen de las cosas y olvidó las otras dos; ahora será necesario recuperarlos: La sabiduría se refiere al saber que nace de la experiencia vivida y reflexionada, al saborear, no sólo al conocimiento. No basta con vivir, será necesario analizar lo vivido y sacar sus consecuencias. De ahí surge el tercer elemento: el sentido de la vida.
Se refiere a descubrir cuál es el sentido del vivir, algo por lo que valga la pena, y de enseñarlo a las nuevas generaciones. En las noticias escuchamos a menudo de asesinatos y suicidios, o sea, de una falta de valoración de la vida de los otros y de falta de sentido de la vida de uno mismo. La semana pasada escuché la historia de un niño de 10 años que se quería matar porque su equipo de futbol había perdido el partido final de un campeonato; sus familiares tuvieron qué detenerlo y explicarle que la vida es así, a veces se gana y a veces se pierde. Y yo me pregunto ¿qué le han enseñado sus familiares a este niño para que tenga este tipo de reacciones? ¿Qué es lo que vive en el seno familiar? Recuerdo un texto de Krishnamurti que trata sobre la educación y el significado de la vida: Es la comprensión de nosotros mismos.