XVII Congreso Internacional de Filosofía. Apuntes, Reflexiones y Rescates. 1.

XVII Congreso Internacional de Filosofía. Apuntes, Reflexiones y Rescates. 1.

20140407_102747

La cercanía o distancia a los centros de difusión cultural marcan el tipo de pensamiento que se pueda desarrollar, porque mientras los que se desempeñan alrededor de esos centros tienen, podríamos decir, los últimos avances, y en el caso de la filosofía, del pensamiento, en cambio los que se encuentran más marginales están de algún modo deslastrados de esas novedades y pudieran tener como posibilidad una filosofía más fresca, sin tantas preocupaciones.

Pero también el hecho de estar lejos de esos centros de poder pudiera parecer que se tiene una filosofía antigua, atrasada, de conceptos ya superados y hartamente discutidos. Pero ¿quién dijo que la filosofía sigue o debe seguir una dirección única? ¿En qué podríamos fundamentar la pretensión de que para hacer una filosofía válida se debe comenzar por los presocráticos y seguir a fortiori el proceso de desarrollo de la filosofía europea? De ahí el problema de quienes quisieran imponer una sola forma de hacer filosofía y consideraran que fuera de ese espacio geográfico no se puede llamar filosofía refiriéndose al pensamiento Oriental ól prehispánico, por señalar algunos. Son pretensiones de dominio cultural que llevan implícito el desprecio a lo otro, a lo extraño, a lo externo.

Cada tipo de pensamiento busca responder a la novedad de su época y la época no es la misma en el espacio y tiempo para toda la humanidad, pues mientras unos tratan sobre los problemas que les trae una modernidad cansada, otros, en la misma época, se mantienen en la premodernidad de los pueblos originarios. Esto es posible debido a la disimultaneidad del tiempo de la que habló Bloch y Benjamin. Implica superar la idea de un tiempo uniforme y continuo, un tiempo positivista, y en su lugar afirmar un tiempo cualitativo en el que en “cada segundo se abre una puerta que puede aparecer el Mesías”. Es pues posible hacer filosofía desde fuera de Europa, desde fuera de las grandes y pequeñas universidades e institutos de investigación filosófica, desde fuera de las grandes editoriales, desde la marginalidad.

Neblina en la Sierra Negra de TehuacánSin embargo un pensamiento y todo conocimiento no pueden permanecer aislados e incomunicados so pena de caer en la esquizofrenia. Requieren darse a conocer, entrar en el diálogo a través de la argumentación y el debate. El conocimiento es social, requiere de la comunidad epistémica para su validación, no para su sometimiento. En este sentido el Congreso Internacional de Filosofía tiene una importancia crucial para mi caso que vivo en la periferia de esos espacios de discusión filosófica, que no cuento con un lugar específico para la enseñanza de la filosofía ni con una comunidad de diálogo, que mantengo una módulo de epistemología on line, que leo algunas novedades filosóficas. Esto puede ser una espada de doble filo: por un lado me mantengo “atrasado” respecto al filosofar de las grandes capitales del saber, y por otro cuento con la posibilidad real de crear algo diferente. Y el peligro que amenaza es el de quedarme con un título que al rato ya representa muy poco, más que alguna vez estuve en buen nivel para comenzar a filosofar y perdí la oportunidad.

Por eso es necesario acercarme de vez en cuando a esos centros del saber filosófico para medir mis posibilidades y logros, actualizar mis conocimientos y fortalecer mi espíritu para mantener el ánimo de seguir pensando desde la periferia. Porque la exterioridad también puede ser un buen lugar filosófico para pensar.

Por otro lado, el avance tecnológico también constituye un medio excelente para conocer otras propuestas, para entrar en contacto con otros mundos y saberes, y para difundir algunas ideas que van surgiendo de la interioridad. Sin embargo no suple el contacto humano que se da en un encuentro personal con el otro, aunque éste sea formal. Conocer al que escribió o publicó tal libro, tener nuevas versiones originales de su pensamiento en viva voz, percibir algunos rasgos de la personalidad del autor, son elementos que ayudan a comprender mejor ese pensamiento vertido en letras.

En el XVII Congreso Internacional de Filosofía (Morelia, Mich., Abril 2014) se inscribieron más de 1300 ponencias con asistentes de más de 20 países y más de cien instituciones de educación superior. Asistí a cerca de 30 ponencias, presentaciones de libros y conferencias magistrales de mi interés, para tener alguna idea del estado de la filosofía al menos en México. Lo que haré a continuación (y en otras entradas al blog) será recuperar algunas ideas que me parecieron interesantes para mi reflexión personal. No quiero presentarlas como síntesis de tales discursos debido a que la rapidez de su dicción como a la lentitud de mi comprensión y escritura no permiten tomar nota fiel de lo que expresaron. Por tanto tampoco se puede adjudicar a los ponentes las citas y textos tal cual los expresaron pues sería un error atribuirles algo que no dijeron, o no dijeron de ese modo, o si lo dijeron pero fue en el contexto de otras ideas. Por eso lo que escribo corresponde a mi comprensión. Finalmente fue mi interés lo que condicionó la elección de mesas de presentación y mi escritura. 20140406_195058

En la inauguración el Dr. Salvador Jara Guerrero recordó la idea de Luis Villoro de que la filosofía consiste en hacerse preguntas, o sea, es una virtud intelectual para pensar mejor. Desde la biología afirmaba que el escalón más alto de la vida es el ecosistema como un todo solidario, por eso la solidaridad es la única condición para la supervivencia pacífica, pasar del ego al eco. Así las comunidades son parte de la sociedad y parte del mundo y en ellas siempre ayuda poner algo de lo propio para bien de la sociedad. Así se supera la competencia y el conflicto que siempre están presentes, por eso lo que cuenta a largo plazo es la solidaridad.

De este modo el anfitrión del Congreso daba su propia versión sobre la huelga de la universidad que dirige, resuelta dos días antes, y hacía un llamado a la solidaridad y a la supervivencia pacífica. Esta huelga impidió que el Congreso se realizara en las instalaciones de esa casa de estudios y tuviera que haberse trasladado e improvisado en el Centro de Convenciones, causando algunas incomodidades que la mayor parte de los asistentes comprendió con ánimo estoico.

realizara en las instalaciones de esa casa de estudios y tuviera que haberse trasladado e improvisado en el Centro de Convenciones, causando algunas incomodidades que la mayor parte de los asistentes comprendió con ánimo estoico.

Anuncios